Sevilla

"El Partido Comunista y el Opus se repartieron las cátedras a pochas"

  • José María Muñoz Conde. Casi dos metros de benjamín familiar, este ginecólogo practica partos y fustiga paridas. Lleva al 'tribunal' de su primera novela a un arquitecto hedonista.

Comentarios 1

COMO ginecólogo ha intervenido en más de setecientos partos, incluidos los de sus tres hijos. José María Muñoz Conde (Fuentes de Andalucía, 1956), publica su primera -o segunda- novela, Todo Negro. Novela muy negra.

-Su hermano, el catedrático de Derecho Penal Francisco Muñoz Conde, codirigió una tesis sobre el Tribunal de Orden Público...

-En el tardofranquismo, el Partido Comunista y el Opus Dei se repartían a pochas los casos jurídicos y las cátedras universitarias.

-¿Su hermano es el rojo y usted el negro en clave de Stendhal?

-Soy de la nada; a partir de los cincuenta ya no hay ideología.

-Su personaje es aficionado al lumpen y la Fanta de naranja...

-Un pretexto para pegarse pelotazos de Smirnoff.

-¿Otra novela de un médico?

-No es la novela de un médico, eso es completamente anecdótico. Yo he sido muy deportista hasta que me rompí el menisco jugando al tenis y Harry, el protagonista, es el antideporte.

-Empezó la novela en Carmona y la acabó en Mondariz (Pontevedra)...

-Soy médico en Carmona y Lora del Río. La empecé allí porque me cogió una época de crisis, lo cual te da mucho tiempo libre y es magnífico para escribir. La acabé en Mondariz porque he descubierto la Galicia profunda, no la de Santiago y las Rías Bajas.

-¿Hay mucha gente que sepa lo que son las abcisas y las ordenadas y haya leído 'Bomarzo'?

-Bomarzo es una cumbre del barroco literario. Su autor, Mújica Laínez, y Bioy Casares se inventan a Aquiles Scatamacchia, el culpable de que Borges no existiera y por tanto no le pudieran dar el Nobel de Literatura.

-Borges y Rafael de León aparecen en páginas contiguas...

-A Borges es muy fácil imaginárselo deambulando por la Alameda con Cansinos-Asséns.

-El esqueleto de su novela es un juicio, como 'La hoguera de las vanidades' de Tom Wolfe...

-Sevilla vive de las vanidades y se regodea en ellas.

-¿Cómo dio con ese hallazgo sociológico de los demócratas de Pineda?

-Me refiero a esas ex canis reconvertidas al turf y el hoyo 18.

-La pregunta la hace usted en el libro. ¿Qué se puede esperar de un corredor de maratones?

-Entiendo los deportes de varios contra varios, pero esa lucha contra el crono nunca la entendí.

-¿La cita de Valderrama es un homenaje a su centenario?

-Fue un personaje del régimen, que se recorrió España entera con Dolores Abril y después lo convirtieron en rojo y su canción El Emigrante en una canción-denuncia. Por ahí anda la égloga o panegírico que Víctor Manuel le dedicó a Francisco Franco, "guía en la oscuridad del tiempo", sólo comparable a la de Haro Tecglen a José Antonio Primo de Rivera.

-¿Este libro ha sido su parto más difícil?

-No quisieron presentarlo en el Colegio de Médicos porque podía herir sensibilidades. Hieren la mía. En Canal Sur lo despacharon con el epíteto de machista.

-Se lo presentó en el Ateneo Hugo Galera, culpable de que Valdano no fuera entrenador del Betis porque éste lo considera en un libro "poco romántico".

-A Valdano nunca lo ficharía por cursi. Lo entiendo en el mundo de la moda, pero en el erial de rastrojos del fútbol... Fue un buen jugador del Alavés.

-¿La novela histórica?

-Tengo debilidad por la pentalogía griega de Mary Renault, la pentalogía romana de Colleen Mc Cullough, el Robert Graves de Juliano el Apóstata. Leí ochenta páginas del tal Posteguillo y me produjo urticaria. Sinuhé el egipcio debería ser lectura obligatoria. Y Madame Bovary.

-Leyenda alemana: no me saques comadrona, que el mundo es una encerrona...

-Una vez que estás dentro lo mejor es salir.

-¿Los guapos son mediocres?

-Flaubert decía que tener éxito entre las mujeres era señal de mediocridad. Era muy feo y tenía halitosis, pero era un genial escritor. No sólo por Madame Bovary. Salambó es fascinante.

-Los Sirex cantaban que se mueran los feos...

-Los protagonistas son muy feos pero se consideran guapos. Eso es muy típico de Sevilla. El que no tiene ni idea de nada te da una conferencia sobre la materia.

-Las recetas de los médicos son ilegibles. ¿Y sus novelas?

-La mía le ha entusiasmado a un catedrático de Anatomía Patológica y a otro de Psiquiatría, por lo que ante el gran público mis posibilidades son nulas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios