INTERNET Caída masiva de internet de las principales compañías en España

Sevilla

Pasaporte covid en Andalucía solo para la teoría

  • Nadie pide el certificado de vacunación a las personas que acceden al Hospital Virgen del Rocío, dos días después de la entrada en vigor de la medida de la Junta

  • El personal de control no tiene órdenes claras al respecto y ni siquiera se informa a los visitantes 

  • Cómo descargar el pasaporte covid en Andalucía

Acceso al edificio principal del Hospital Virgen del Rocío de Sevilla.

Acceso al edificio principal del Hospital Virgen del Rocío de Sevilla. / Juan Carlos Muñoz

Nadie pide el pasaporte covid a las personas que entran en el Hospital Virgen del Rocío. Ni siquiera el personal del control de acceso tiene demasiado claro qué ha de hacer. Algunos trabajadores consultados por este periódico aseguran que no han recibido instrucciones sobre la medida que hace ya dos días adoptó la Junta tras recibir la autorización del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA). Es cierto que hubo un día festivo de por medio, pero tampoco parece haber demasiada prisa entre los responsables del hospital por establecer un protocolo para el acceso.

A lo largo de la mañana de este miércoles, cualquier persona podía entrar en cualquiera de los edificios del mayor complejo sanitario de Andalucía sin tener que acreditar que está vacunada, ni tampoco presentar prueba diagnóstica negativa en covid-19. Es más, nadie informa al público de la medida. Ni un cartel siquiera. Eso sí, el personal trata de que no entre más de un acompañante y pregunta a quien entra si hay alguien más en la habitación, pues la orden establece que sólo puede entrar una persona por paciente.

Sobre el pasaporte covid, todo es confusión. En la práctica, pedir este documento puede entrañar una dificultad operativa considerable. Es decir, si un vigilante, celador o quien esté en ese momento en el control tiene que solicitar a cada persona que accede al hospital el pasaporte covid, lo normal en una mañana laborable como la de este jueves es que se forme una cola y que se retrase y entorpezca el acceso al centro.

La situación se repite en todos los edificios. Los visitantes acceden sin mostrar nada. Muchos incluso desconocen la obligatoriedad de la medida. Desde el pasado martes, y hasta el próximo 15 de enero en un principio, se exige un certificado de vacunación, de haber superado el covid-19 o una prueba PCR o de antígenos con resultado negativo para poder entrar en los hospitales y residencias de mayores de Andalucía. El TSJA ratificó esta decisión adoptada por la Junta con el aval del comité de expertos que asesora al gobierno andaluz en la gestión de la crisis sanitaria.

Una portavoz oficial del hospital explicó a este periódico que la dirección del mismo está trabajando en ello, preparando cartelería para informar al visitante y unas instrucciones para que el personal de admisión sepa cómo debe actuar en todo momento.

La medida entró en vigor el martes tras la publicación de la misma en el Boletín Oficial de la Junta de Andalucía (BOJA). La orden establece que los mayores de 12 años, visitantes y acompañantes de pacientes ingresados en hospitales o de residentes en centros de mayores, no podrán acceder a dichas instalaciones a menos que acrediten estar inmunizados contra el covid-19, o que se haya realizado una prueba y ha dado negativo, en las 72 horas anteriores en el caso de la PCR y 48 en el de los antígenos. Esta prohibición no afecta a los acompañantes de personas que acudan a consultas hospitalarias o al servicio de urgencias. 

En las residencias de ancianos es más fácil establecer un control de acceso que en un hospital grande, aunque en algunas de ellas también hubo momentos de confusión el miércoles, al ser día festivo. Algunos de los familiares de los residentes desconocían que la medida estaba en vigor ya.

Uno de los centros de mayores más conocidos de Sevilla es Domusvi Adorea, cerca de la estación de Santa Justa, donde desde el miércoles se empezaron a aplicar medidas en cumplimiento de la orden de la Junta. En la mañana de este jueves, había incluso una pequeña cola para poder acceder.

"No hemos tenido ninguna incidencia de momento, es sólo una medida más que añadimos a las muchas que ya aplicábamos, como la toma de temperatura, el uso obligatorio de mascarillas o la higiene de manos. Los horarios de visitas están además muy acotados. Es normal que se generen esas pequeñas colas porque el público tiene que esperar fuera y no dentro del centro", explicó a este periódico Maribel Vela, trabajadora social de la residencia.

Domusvi ha colocado una serie de carteles informando de la obligatoriedad de mostrar el pasaporte covid, pues muchos de los visitantes desconocían que la medida está en vigor. "En uno de los móviles del centro hemos descargado la aplicación, que lo que consiste es en leer un código QR que presenta el visitante y que acredita su vacunación. La mayoría tienen el documento digitalizado, en el móvil, pero también se puede presentar en formato físico. Luego comprobamos, mediante el DNI, que ese certificado corresponde a la persona que va a acceder al centro".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios