Puerto de Sevilla

La Policía Portuaria no tendrá que gestionar el tráfico de los desvíos del Centenario

  • El Puerto traslada al comité de empresa que la Policía Portuaria solo debe coordinar la circulación de vehículos en la esclusa y sus tres puentes móviles

  • Acuerda ofrecer más formación a la plantilla ante el aumento de tráfico en todos los viales del Puerto tras la denuncia de la sección sindical de UGT a la Inspección de Trabajo 

Un camión de Lipasam cruza por uno de los nuevos desvíos de la SE-30 a la carretera de la esclusa construidos por el Ministerio. Un camión de Lipasam cruza por uno de los nuevos desvíos de la SE-30 a la carretera de la esclusa construidos por el Ministerio.

Un camión de Lipasam cruza por uno de los nuevos desvíos de la SE-30 a la carretera de la esclusa construidos por el Ministerio. / Juan Carlos Vázquez

La dirección del Puerto de Sevilla ha dado respuesta a las quejas planteadas por los representantes sindicales de la Policía Portuaria en relación a las funciones que le corresponden con los nuevos desvíos de carreteras que conectan la SE-30 con la SE-40 con los viales interiores del Puerto para evitar el paso por el puente del Centenario construidos por el Ministerio de Transportes, que se activarán una vez que comience la obra de remodelación de este puente. El Puerto ha aclarado que corresponde a la Dirección General de Tráfico (DGT) la gestión de los vehículos que circulen por las nuevas carreteras.

La Autoridad Portuaria trasladó el pasado 26 de enero al comité de empresa del Puerto que la Policía Portuaria solo tendrá que seguir coordinando, como hasta ahora, la gestión del tráfico en la zona de la esclusa, incluyendo sus  tres puentes móviles: dos para vehículos y uno para ferrocarril.

El Puerto ha aclarado que corresponde a la Dirección General de Tráfico (DGT) la gestión de los vehículos que circulen por las nuevas carreteras. Así se dispone en un convenio que ha preparado el Puerto para firmar con la Demarcación de Carreteras por la futura puesta en funcionamiento de los viales que conectarán el Puerto con la SE-30 y la SE-40, consecuencia de los desvíos por las obras del Puente del Centenario. Este convenio recoge que la DGT tendrá la responsabilidad de la gestión del tráfico de los viarios del Puerto de Sevilla que se utilizarán para los desvíos. La Policía Portuaria coordinará, como hasta ahora, la gestión de la esclusa.

Acuerdo para ofrecer más formación a la plantilla

Otra de las inquietudes del comité de empresa era la necesidad de formación de toda la plantilla, en especial de los agentes de la Policía Portuaria. Sobre esta cuestión, la Autoridad Portuaria acordó con el comité en la reunión del 26 de enero "seguir impulsando el itinerario formativo para mejorar las competencias de los trabajadores de la APS y el desarrollo de un plan de formación en el que participarán los sindicatos".

El Puerto expuso los cursos impartidos a la Policía Portuaria hasta la fecha: seguridad vial y gestión del tráfico; uso de escáneres; técnicas y metodologías policiales; responsable de circulación ferroviaria; operador de esclusa; sobre el Plan de Autoprotección del Puerto; operador de puente, e idiomas, entre otros.

El comité precisa que, salvo el de responsable de circulación ferroviaria, los cursos han sido “insuficientes, de corta duración y no homologados”. Y sobre el tren o la esclusa señala que de nada vale formar a personas que luego no puedan hacer prácticas.

La sección sindical de UGT de la Policía Portuaria reclamó con urgencia a la Inspección de Trabajo el año pasado que venía demandando hace meses, la última vez en  julio y noviembre de 2020, la necesidad de formación suficiente y adecuada para la plantilla del Puerto de Sevilla ante "las incidencias de seguridad y orden público" que se pueden derivar "de la puesta en funcionamiento de nuevos accesos a la carretera de la esclusa desde la SE-30 y hacia los pasos puente de la esclusa para conexión con SE-40".

En la denuncia a la Inspección de Trabajo se añadía que también se había pedía aclaración por parte de la Autoridad Portuaria sobre las funciones legales que según la Ley de Puertos de Estado se encomiendan al servicio de policía portuaria y a sus componentes.

El sindicato había enviado escritos dirigidos a la dirección de la Autoridad Portuaria (presidente, director, secretario y responsable de seguridad y prevención del Puerto).

La Inspección de Trabajo respondió el pasado 1 de octubre de 2020 que "la empresa tiene el deber de facilitar a sus trabajadores una formación suficiente y adecuada a sus funciones, en materia preventiva, tanto en el momento de su contratación como en el momento en que se produzcan cambios en las funciones que desempeñen, debiendo adaptarse a la evolución de los riesgos y a la aparición de otros nuevos y repetirse si fuera necesario".

La sección sindical de UGT de la Policía Portuaria argumentaba la necesidad de formación debido al aumento del tráfico que se ha producido en todas las zonas del Puerto y el que se producirá cuando se activen los desvíos del Centenario. "Existe un aumento del tráfico terrestre por la ampliación de la zona de actividades logísticas, la zona franca, la reactivación de las actividades siderometalúrgicas en los antiguos Astilleros, el tráfico ferroviario y su continuo incremento, el tráfico vial y ferroviario de los puentes de la esclusa y se verá empeorado por el desdoble de la carretera de la esclusa para conectar la SE-30 con la SE-40 con motivo de la obra del Centenario", exponía.

Y frente a esta situación denunciaba "la falta casi absoluta de formación en seguridad vial terrestre que aumenta de forma evidente las situaciones de riesgo para la Policía Portuaria, acrecentado todo ello por tener que realizar en ocasiones los cortes de tráfico con un turismo sin rotulación de vehículo de emergencias, dotado de sirena azul provisional, que no se conoce si está autorizado para actuar como vehículo prioritario".

UGT también solicitó intervención y medidas urgentes para la salvaguarda y prevención de las condiciones de trabajo y prestación del servicio en escenarios de seguridad, eficacia y eficiencia del servicio de policía portuaria, ante la falta de vehículos convenientemente identificados. Así como información sobre las labores de seguridad en los accesos al Muelle de las Delicias

En sus escritos a la dirección del Puerto, la sección sindical entendía que "dada la labor que realiza el servicio de Policía Portuaria, la formación continua, regulada, homologada y reglada debe ser una constante para este colectivo, y que debe realizarse por organismos acreditados y a ser posible oficiales (Escuela de Seguridad Pública de Andalucía ESPA) como ocurre con otras Autoridades Portuarias, al tratarse de un colectivo de la administración pública".

Y agregaba que "esa formación debe incluir base jurídica donde aparezcan las funciones de la Policía Portuaria en control del tráfico terrestre y marítimo, circulación vial, primeros auxilios, código de tráfico y seguridad vial, legislaciones que afecten al desarrollo de sus funciones, etc, así como formación en prevención de riesgos laborales en atención al público, etc.".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios