Sevilla

Sevilla retoma el proyecto de Policía ciclista 13 años después de anunciarlo

  • El Ayuntamiento admite que tras la incorporación de los 50 nuevos agentes de la próxima promoción llegará el momento de abordar la creación de la anhelada unidad ciclista

Agentes de la Policía Local de Granada, que cuenta con un grupo ciclista desde hace años. Agentes de la Policía Local de Granada, que cuenta con un grupo ciclista desde hace años.

Agentes de la Policía Local de Granada, que cuenta con un grupo ciclista desde hace años. / D. S.

El Ayuntamiento de Sevilla quiere rescatar el proyecto de la Unidad Ciclista de la Policía Local. Lo hará con un retraso de al menos trece años, pues adquirió las primeras bicicletas para ello en el año 2007 y anunció la creación de la unidad varias veces en los años siguientes. Nunca se llevó a cabo, ni tampoco hubo un proyecto serio ni un impulso verdadero para sacarla adelante por parte de ninguno de los gobiernos locales que se sucedieron en la Plaza Nueva.

Ni Alfredo Sánchez Monteseirín, ni Juan Ignacio Zoido ni Juan Espadas consideraron nunca la Policía ciclista como una prioridad para la ciudad. Sus intentos de ponerla en marcha se quedaron más en meras declaraciones a la prensa que en iniciativas reales. Antológica fue la presentación "del germen de la Unidad Ciclista" que hizo la Policía Local unos días antes de las elecciones municipales de 2011, en la que compareció ante la prensa un agente con una bicicleta.

Sigue sin haber un proyecto concreto y definido, y tampoco un calendario de plazos para establecerla, pero al menos el gobierno local admite ya que ha llegado el momento de retomar la Policía ciclista. Así lo explica la Delegación de Gobernación a la Fundación Savia, que le hizo recientemente al alcalde una petición formal para la creación de la unidad. "En relación con su propuesta, recibida por la Coordinación General del Área, le informo de que estamos ultimando la incorporación de la primera de las ofertas públicas de empleo de nuevos policías locales para la ciudad, momento en que aprovecharemos para poner en funcionamiento la Unidad Ciclista".

Aunque no hay fecha definida, la intención del gobierno municipal es que estos 50 nuevos agentes se incorporen este año a la plantilla de la Policía Local. Fuentes del Ayuntamiento de Sevilla explicaron que la idea es la de trabajar en el proyecto a medida que se vayan incorporando las futuras promociones de agentes. No lo circunscriben tanto a esta primera promoción, por lo que en la práctica los plazos serán más largos y es prácticamente imposible que la unidad se pueda crear en este 2020.

Fuentes policiales consultadas por este periódico indicaron que la prioridad en la Policía Local está ahora mismo en los distritos, y que será éste el destino de la práctica totalidad de agentes que se incorporen en las próximas promociones. La plantilla sufre un importante déficit provocado por el elevado número de jubilaciones y las escasas incorporaciones en los últimos años, de ahí que ahora mismo pensar en una unidad ciclista sea más un deseo que un proyecto serio.

Las mismas fuentes apuntan que la Unidad Ciclista es algo que daría una buena imagen al cuerpo, que se relacionaría con una policía moderna y cercana al ciudadano. Además, es evidente que hay una necesidad de regular el tráfico en los carriles bici, por donde circulan ahora patinetes, bicicletas eléctricas y otros vehículos motorizados que alcanzan velocidad elevadas para tratarse de zonas peatonales. La apuesta de Sevilla por impulsar la bicicleta como medio de transporte moderno y sostenible, y ahora el más seguro frente al Covid-19, se vería reforzada con un grupo de policías patrullando no sólo las vías ciclistas, sino también las zonas peatonales y comerciales de la ciudad.

De hecho, son varias las ciudades que tienen ya estas unidades desde hace años. En Andalucía, por ejemplo, las hay en Granada y Córdoba. Esta última fue la pionera en España y se creó en 2006. Sólo un año después, el Ayuntamiento de Sevilla adquirió una decena de bicicletas para formar un grupo ciclista en la Policía Local de la capital andaluza. Todas eran de la misma talla. Las compró precisamente en una tienda que es propiedad de un agente municipal.

Pero el proyecto sufrió varios contratiempos. Primero fue la oposición de los agentes. El Ayuntamiento abrió un plazo para la presentación de voluntarios pero no se presentó ninguno. Aquello ya obligaba al Consistorio a negociar con los sindicatos y a imponer unas condiciones a los agentes. Después se paralizó la obra de la que iba a ser la sede de la unidad, uno de los quioscos de los Jardines de Murillo que finalmente se reorientó para convertirse en el centro integral de la bicicleta. El cuerpo fue perdiendo agentes con el paso de los años y ya hubo otras prioridades que atender antes que la creación de una unidad ciclista.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios