El problema de los residuos en Sevilla

Un vertedero de basura en la calle Santa Ángela de la Cruz

  • Residuos de todo tipo desbordan los tres o cuatro contenedores que hay es la esquina con Alcázares 

  • El problema radica en que los bares y restaurantes del entorno de las Setas echan aquí la basura, cuando deberían tener sus propios contenedores soterrados en la Encarnación

La basura amontonada por el suelo en el entorno de los contenedores de la calle Santa Ángela de la Cruz. La basura amontonada por el suelo en el entorno de los contenedores de la calle Santa Ángela de la Cruz.

La basura amontonada por el suelo en el entorno de los contenedores de la calle Santa Ángela de la Cruz. / D.S. (Sevilla)

La calle Santa Ángela de la Cruz esquina Alcázares, en pleno centro turístico de la ciudad justo detrás de las setas de la Encarnación, se ha convertido en un verdadero vertedero de basura. Cartones, bolsas de restos y residuos de todo tipo en cantidades inmensas desbordan los tres o cuatro contenedores que hay y la mayor parte queda esparcida por el suelo. Las basuras están justo delante de la cristalera del nuevo bar Bañera. Las imágenes hablan por sí mismas.

Es aquí donde suelen echar la basura los bares y restaurantes del entorno de las Setas de la Encarnación, ya que los únicos contenedores soterrados que hay en la zona están en la calle Imagen. Ahí radica el problema. Tres o cuatro contenedores son del todo insuficientes para tantos locales de restauración. 

Desde la empresa Sacyr, la concesionaria de las Setas de la Encarnación, se aclara que "los bares alojados en las Setas tienen sus propios contenedores que son recogidos a las 06:00 de la mañana por Lipasam cada mañana en la concesión". Otra cosa son los bares del entorno de la plaza. 

La solución es que se implanten contenedores soterrados en las setas para todos los bares y restaurantes que operan en esta zona, que ordenen el vertido de basura adecuadamente y que estos contenedores de la calle Santa Ángela de la Cruz queden exclusivamente para uso vecinal.

Otra imagen de la basura esparcida por el suelo en Santa Ángela. Otra imagen de la basura esparcida por el suelo en Santa Ángela.

Otra imagen de la basura esparcida por el suelo en Santa Ángela. / D.S. (Sevilla)

Los vecinos de esta calle padecen desde hace años este problema y ya han llegado al límite. Están desesperados y muy preocupados porque llevan meses intentando sin éxito que el Ayuntamiento les dé respuesta. Han hablado con el director del distrito Casco Antiguo, Luis Duarte Palomo, y con Lipasam, y han formulado quejas formales al teléfono del Ayutamiento de Sevilla 010, pero "nos dan largas", se quejan los vecinos. 

Más barrios con problemas de basura

El problema de las basuras que quedan fuera de los contenedores se da en otras muchas zonas de la ciudad, como Pino Montano y la Alameda. Suele coincidir con una presencia amplia de bares y restaurantes en la zona, como sucede en la Alameda, o con zonas densamente pobladas y con gran cantidad de comercios como Pino Montano.

La plataforma vecinal Nuevas Estrellas de Pino Montano lleva años denunciando “el caos” de malos olores y basura en plena calle que están provocando las constantes averías de los contenedores de recogida neumática, un sistema especial que instaló el Ayuntamiento de Monteseirín allá por el año 2002.

Según su presidente Jesús Gil explica que las manivelas con que se maneja la apertura de esos contenedores se queda atascada y no hay manera de abrir la compuerta para echar la basura dentro, con lo que muchos la dejan en la calle junto al contenedor.

El Ayuntamiento anunció en enero que iba a contratar un curso para enseñar a los vecinos de Pino Montano, San Diego, Los Carteros, Los Príncipes y Villegas, en el distrito norte, a usar bien estos contenedores neumáticos. El presupuesto de licitación asciendía a 118.000 euros.

En la Alameda de Hércules los nuevos contenedores soterrados siguen sin ser suficientes para acoger la cantidad de residuos que generan los bares, restaurantes y hoteles de la zona. Las bolsas quedan pronto esparcidas por el suelo. Ampliar el número de contenedores es indispensable. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios