Sevilla

La modernización de la línea de AVE Sevilla-Madrid al sistema europeo se retrasa a 2025

Trenes en la estación de Santa Justa de Sevilla. Trenes en la estación de Santa Justa de Sevilla.

Trenes en la estación de Santa Justa de Sevilla. / José Ángel García

Adif ha tenido que volver a sacar a licitación el contrato de 131 millones de euros para modernizar la línea de AVE Sevilla-Madrid con el sistema de gestión del tráfico que funciona en el resto de líneas de Alta Velocidad del país y de toda Europa: el llamado ERTMS, que sustituirá al LZB que se instaló hace casi treinta años en la que fue la primera línea de AVE de España.

Esta espera podría afectar a los competidores de Renfe que van a operar también en esta línea

Se trata del proyecto constructivo y de ejecución de obras de renovación de las instalaciones de señalización, ERTMS, DCO y telecomunicaciones fijas de la línea Madrid-Sevilla.

Esta relicitación supone un retraso de casi un año más en la puesta en marcha del nuevo sistema, lo que no resulta algo baladí, puesto que el contrato tiene un plazo de ejecución de 52 meses, es decir, de 4 años y tres meses. Ahora, sin embargo, este plazo se mueve al año 2025 con la nueva licitación que se publicó el 26 de noviembre de 2020, según precisa Adif. Si no hay más imprevistos el contrato debe adjudicarse este año 2021.

En la primera licitación las empresas Siemens Rail Automation SA y Thales España GRP habían logrado la mayor puntuación, con 95,76 puntos y 93,62 puntos respectivamente

Esta espera podría afectar a los competidores de Renfe que van a operar también en esta línea. La primera licitación que se sacó en febrero de 2020 implicaba que el ERTMS estaría funcionando en el AVE Sevilla-Madrid para 2024. 

Las razones que han obligado a repetir la licitación tienen que ver con que se ha producido "una infracción no subsanable de las normas reguladoras del procedimiento de adjudicación", motivo por el que se ha vuelto a empezar con el expediente de contratación, según el expediente que puede consultarse en la plataforma de contratación.

En la primera licitación las empresas Siemens Rail Automation SA y Thales España GRP habían logrado la mayor puntuación, con 95,76 puntos y 93,62 puntos respectivamente, mientras se había excluido la oferta de la UTE Alstoms-Enyse y CAF también fue excluida al inicio.

El 31 de Agosto de 2020 la empresa Thales protestó y mostró su disconformidad con las soluciones técnicas ofertadas por el resto de licitadores debido a que “… ciertas soluciones ofrecidas por otros licitadores no solo podrían no adecuarse a las prescripciones más relevantes del Contrato (i.e. las enumeradas y detalladas en la cláusula 1 del Cuadro de Características del Contrato), sino que no son, ni mucho menos, idóneas para realizar la prestación del mismo y, a pesar de ello, no han sido aún excluidas del procedimiento…” y que “…dicha adjudicación llevaría a una menor mantenibilidad, fiabilidad y mayor incertidumbre durante y después de la ejecución del proyecto con lo que posteriormente, y con toda seguridad, se deberían introducir modificaciones relevantes en el diseño. Ello, a su vez, podría, incluso, perjudicar y poner en riesgo las actividades prestacionales y de gestión de servicios públicos que desarrolla esa entidad pública empresarial…”.

Consecuencias para los competidores de Renfe

Otra de las consecuencias del retraso hasta 2025 de la modernización de la línea de AVE Sevilla-Madrid es que obligará a esperar aún más a las compañías que van a competir con Renfe en la explotación de este corredor de pasajeros.

La operadora ferroviaria francesa SNCF, que ha retrasado al mes de mayo el inicio de su servicio de Alta Velocidad en España con su marca de bajo coste Ouigo, tenía previsto iniciar sus operaciones en la línea Madrid-Sevilla el año que viene, en 2022. Pero ese anuncio se hizo antes del anuncio de Adif de que había que volver a licitar el millonario contrato de modernización de la línea.

Para no esperar tantos años a que se modernice la línea Madrid-Sevilla, la francesa SNCF tomó la decisión de adaptar sus trenes Ouigo al sistema de seguridad LZB aunque fuera más obsoleto. La compañía explicó que este sistema más antiguo que el ERTMS ya no se vende, que Siemens y Thales han dejado de producirlo y que el único proveedor que lo proporciona es Bombardier.

Ouigo España anunció hace pocos días que será el 10 de mayo cuando ponga a funcionar su primeros trenes en la línea Madrid-Barcelona con paradas en Zaragoza y Tarragona.

   

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios