Sevilla

El operador francés del AVE no operará la línea Madrid-Sevilla hasta 2022

  • La operadora tiene que adaptar los trenes al sistema de seguridad LZB del trazado andaluz

Un tren Ouigo de SNFC que no es el que circulará en marzo de 2021. Un tren Ouigo de SNFC que no es el que circulará en marzo de 2021.

Un tren Ouigo de SNFC que no es el que circulará en marzo de 2021. / D. S.

La operadora ferroviaria francesa SNCF, que iniciará su servicio de alta velocidad en España con su marca de bajo coste Ouigo en la línea Madrid-Barcelona el 15 de marzo de 2021, prevé empezar a operar la de Madrid-Levante como pronto a finales de ese año y la de Madrid-Sevilla, ya en 2022.

La directora general de Ouigo en España, Hélène Valenzuela, ve difícil que se pongan en funcionamiento los servicios en estas dos líneas antes de finales de 2021, aunque, a lo mejor, sí en la de Madrid-Valencia/Alicante, en función de cómo vayan las pruebas para la homologación del tren con el que operará en España (Euroduplex de doble piso de Alstom).

Valenzuela explicó a Efe que la compañía está trabajando con Adif y la agencia estatal de seguridad, haciendo pruebas en la línea Madrid-Barcelona que “van muy bien”, dado que ya circula con este tipo de tren desde la frontera francesa (París-Barcelona), y en la de Levante, donde no descarta que pueda surgir algún problema.

En cuanto a la línea Madrid-Andalucía, Ouigo está adaptando los trenes al sistema de seguridad LZB, con el que está equipado este trazado y que, según la directiva, ya no se vende, Siemens y Thales han dejado de producirlo y el único proveedor es Bombardier.

No obstante, Valenzuela subrayó el interés de la compañía en llegar a todas las ciudades previstas “cuanto antes”, tras una inversión “tremenda” de más de 600 millones de euros.

SNCF contará con 14 trenes en España que ha sacado de su flota de 300 en Francia, para poder ser el primer operador en entrar a competir con Renfe, tras el proceso de liberalización del sector.

Si se compran nuevos trenes, la entrega se hace tres años más tarde como poco, y la condición para llegar a España era “estar listos en unos meses y la única manera para lograrlo era hacernos daño en nuestra flota nacional”. De todas formas, ya se han comprado trenes idénticos para sustituirlos, por lo que no ha sido necesario hacer ajustes en la programación en la red francesa por la salida de este material rodante, detalló.

Valenzuela remarcó que el desembarco en España es una apuesta de futuro de SNCF, por lo que se mostró segura de que pedirán la renovación del contrato, firmado por 10 años, y no descarta ir ampliando la oferta, dependiendo de las oportunidades. En octubre, llegarán a sus nuevas oficinas madrileñas los primeros maquinistas de un total de 40 (todos españoles) para terminar su formación y que la compañía empezó a seleccionar hace un año a través de Captrain España (de mercancías), empresa propiedad de SNCF.

Quigo se lanza a la conquista del mercado español con precios un 50 % más bajos que los actuales, que, a su juicio, son muy altos y es la razón por la cual la alta velocidad ha sido infrautilizada hasta ahora. “Si mantienes unos precios tan altos ahora, con la crisis económica provocada por el covid-19, matas al tren”, advirtió.

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios