Sevilla

Uno de los agresores de un policía nacional en Sevilla estaba fugado de prisión

  • No regresó a la cárcel tras disfrutar de un permiso penitenciario de seis días el pasado mes de julio

  • Cumplía condena por malos tratos desde 2017 y tiene antecedentes por secuestro y robos

Los vehículos de la Unidad de Motos de la Policía Nacional, donde está destinado el agente herido. Los vehículos de la Unidad de Motos de la Policía Nacional, donde está destinado el agente herido.

Los vehículos de la Unidad de Motos de la Policía Nacional, donde está destinado el agente herido. / D. S.

Uno de los presuntos agresores de un policía nacional en Sevilla estaba fugado de prisión desde el mes de julio, cuando no regresó a la cárcel después de disfrutar de un permiso penitenciario. Se trata de José Manuel T. N., de 35 años y apodado el Nava. Este hombre tiene numerosos antecedentes delictivos y lleva entrando y saliendo de la cárcel desde el año 2007. El último ingreso que le consta es del 17 de abril de 2017, cuando entró en el centro penitenciario de Sevilla-I para cumplir una condena por un delito de violencia de género. El 9 de julio de 2019 no regresó de un permiso de seis días. De ahí que conste en los archivos policiales como fugado.

El Nava fue detenido el miércoles, el mismo día que fue arrestado otro familiar suyo. Ambos, en compañía de un menor y una mujer, participaron presuntamente en la agresión a un policía nacional al que reconocieron en un bar de la Juncal. El agente, de 64 años y destinado toda su vida en la Unidad de Motos, recibió varios golpes en la cara y en otras zonas del cuerpo. Tiene un corte en la nariz y contusiones. La agresión se produjo la tarde del viernes 6 de diciembre, cuando el policía estaba fuera de servicio.

La Policía Nacional montó un dispositivo para detener a los sospechos, una vez que éstos fueron identificados. Tras varios días de vigilancia y seguimientos, los dos principales implicados en la agresión fueron detenidos. Uno de ellos tiene en vigor cuatro órdenes de ingreso en prisión. Los dos detenidos permanecen en los calabozos de la Jefatura Superior a la espera de pasar a disposición judicial, algo que harán en las próximas horas. El detenido que tiene las órdenes de prisión en vigor será presumiblemente enviado de nuevo a la cárcel para que siga cumpliendo la condena que se interrumpió cuando no regresó del permiso.

Los dos sospechosos pertenecen a un clan familiar del Cerro y Su Eminencia, en el que varios de sus miembros regentan fruterías. El Nava tiene un amplio historial delictivo. En febrero del año 2006 estuvo implicado en la detención ilegal y la paliza a otro delincuente de su barrio, apodado el Cabra. En octubre de 2007 fue detenido por la Policía Nacional por cometer un robo a punta de navaja en la calle Muro de los Navarros, en el centro de Sevilla. Tiene también antecedentes por robo de vehículos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios