Sevilla

Unos delincuentes propinan una brutal paliza a un policía nacional en Sevilla

  • Los agresores reconocieron al agente cuando estaba fuera de servicio en un bar el 6 de diciembre

  • La Policía ha detenido este miércoles a los dos principales implicados en la agresión

Dos policías nacionales de la Unidad de Motos, en una imagen de archivo. Dos policías nacionales de la Unidad de Motos, en una imagen de archivo.

Dos policías nacionales de la Unidad de Motos, en una imagen de archivo. / D. S.

Unos delincuentes propinaron el pasado viernes 6 de diciembre una brutal paliza a un policía nacional al que reconocieron en un bar. El agente sufrió numerosos golpes en la cara y un corte importante en la zona de la nariz. La Policía Nacional detuvo este miércoles a los dos principales implicados en la agresión, dos delincuentes de la zona de Su Eminencia y el Cerro del Águila. Los dos tienen antecedentes, pero uno de ellos es especialmente peligroso y tiene en la actualidad cuatro órdenes de ingreso en prisión en vigor. Ambos permanecen en los calabozos de la Jefatura Superior de Policía a la espera de pasar a disposición judicial.

Los hechos ocurrieron la tarde del pasado viernes, cuando el policía se encontraba fuera de servicio y pasando un rato con varios miembros de su familia en un bar de la zona de la Juncal. El agente es un veterano policía nacional, que lleva años prestando servicio operativo en la unidad de Motos y que pertenece a una saga de policías muy conocida dentro de la plantilla del cuerpo en Sevilla. El funcionario fue reconocido por sus agresores, que comenzaron a increparle.

Comenzó así una discusión que se trasladó a la calle, donde los agresores comenzaron a propinarle golpes en la cara y en otras partes del cuerpo, causándole lesiones de diversa consideración. Después, los delincuentes huyeron. Además de los detenidos, en el momento de los hechos podría también una mujer y un menor de edad.

Una patrulla de la Policía Nacional acudió al lugar de la reyerta y se inició posteriormente una investigación que se ha prolongado durante los últimos cinco días. La Policía localizó a los sospechosos este miércoles tras un trabajo intenso de vigilancias y seguimientos, así como para la identificación plena de los presuntos autores de la agresión. Uno fue detenido al mediodía cuando acudía al colegio a recoger a su hijo y otro unas horas después. Ambos pertenecen a un clan de la zona de Su Eminencia y el Cerro, entre los que hay varios miembros que trabajan en el sector de la frutería.

A los dos sospechosos se le han imputado en principio sendos delitos de atentado, figura jurídica que se utiliza para todos aquellos casos en los que hay una agresión a un policía. También se les podría imputar un delito de lesiones, por los daños provocados al agente. La Policía mantiene abierta la investigación para aclarar todas las circunstancias de esta agresión y comprobar si hay alguna persona más implicada en los hechos. En la investigación del caso han participado policías nacionales de distintas unidades de Sevilla.

El agente herido evoluciona favorablemente y ha recibido el cariño de muchos de sus compañeros en los últimos días. En los últimos años se han dado varios casos de agresiones a policías nacionales en la capital andaluza. Uno de los últimos fue un agente al que golpearon en la cabeza en Los Pajaritos, durante la Feria de Abril de 2017. Antes, en 2013, el agente Jesús Oliveros, destinado en la unidad adscrita a la Junta, recibió una brutal paliza en el Metro. Murió dos años después.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios