Ampliación del metrocentro a Nervión

La tramitación ambiental del tranvía vuelve a la casilla de salida por un error de Urbanismo

  • Tranvía Verde y Greenpeace presentaron alegaciones en plazo que no están en el expediente ni contestadas, lo que obliga a retrotraer las actuaciones a la fase de alegaciones  

  • La comisión ejecutiva de Urbanismo y Medio Ambiente aborda este miércoles volver a tramitar la calificación ambiental con todas las alegaciones presentadas  

El tranvía en su parada del intercambiador de transportes de San Bernardo. El tranvía en su parada del intercambiador de transportes de San Bernardo.

El tranvía en su parada del intercambiador de transportes de San Bernardo. / Belén Vargas

El Ayuntamiento de Juan Espadas ha tenido que dar marcha atrás a la tramitación ambiental de la ampliación del tranvía porque el expediente se ha dejado fuera dos alegaciones presentadas este verano en plazo y de forma telemática (vía internet) por Tranvía Verde y por Greenpeace España a las que no se dio contestación oficial, a diferencia de lo que sucedió con las otras 11 alegaciones.

Así pues, la calificación ambiental de este proyecto de ampliación del tranvía se aprobó el pasado 15 de septiembre de 2020 sin esas dos alegaciones que faltaban por incluir en el expediente. 

Esta situación se ha producido por un error de la Gerencia de Urbanismo y Medio Ambiente, ya que las alegaciones entraron automáticamente vía internet a la Gerencia de Urbanismo (con el código correcto que los alegantes debían incluir en el envío), pero el servicio que las recibió no las reenvió a quien correspondía ni respondió a los alegantes que había llegado su documentación.

Así pues, el departamento competente no tenía conocimiento de la existencia de ambas y tramitó la calificación ambiental como si estuvieran contestadas todas las alegaciones presentadas. Hasta el 23 de octubre no aparecen esas dos alegaciones en plazo en el Servicio de Protección Ambiental de la Gerencia.  

Dado que esta omisión debe corregirse, la Gerencia de Urbanismo y Medio Ambiente lleva este miércoles a aprobación "retrotraer las actuaciones del procedimiento administrativo iniciado al objeto de evaluar la calificación ambiental para la instalación del Metro Ligero San Bernardo–Centro Nervión, al momento procedimental de presentación de alegaciones por las entidades Asociación Tranvía Verde y Greenpeace España, para su evaluación", según reza el expediente.

Este hecho pone de manifiesto la necesidad de mejorar el manejo de la digitalización y la coordinación entre áreas tras la fusión de Urbanismo y Medio Ambiente

En esa comisión ejecutiva también se aprueba "volver a elevar a la Comisión de Actividades, la propuesta de la calificación ambiental referida, en la que se dé respuesta a todas las alegaciones presentadas".

Este hecho pone de manifiesto la necesidad de mejorar el manejo de la digitalización y la coordinación entre áreas tras la fusión de Urbanismo y Medio Ambiente, una cuestión denunciada en varias ocasiones por el Grupo Popular en el Ayuntamiento de Sevilla. 

El avance tecnológico que supone poder presentar un documento de forma telemática debe ir acompañado de una garantía de que ese documento llegará a su destino con la misma eficacia y seguridad que si lo presentáramos físicamente en la sede de la Gerencia.  

"No quiero pensar mal"

Curiosamente las entidades afectadas son Tranvía Verde, que organizó la primera multitudinaria protesta contra el tranvía este año y llevó al pleno municipal su oposición al proyecto, y Greenpeace España, entidad sobradamente reinvindicativa.

Javier Alba, representante de Tranvía Sevilla, el día que presentó recurso de alzada. Javier Alba, representante de Tranvía Sevilla, el día que presentó recurso de alzada.

Javier Alba, representante de Tranvía Sevilla, el día que presentó recurso de alzada. / Juan Carlos Vázquez

Desde Tranvía Verde su presidente Javier Alba explica que le sorprendió no recibir respuesta a sus alegaciones, presentadas el 30 de junio, cuando tenía constancia de que había hecho bien todos los trámites, y se pregunta si esta incidencia tiene relación con la batalla que ha planteado al proyecto.

"No quiero pensar mal, pero se me han puesto muchos palos en la rueda. Yo envié bien toda la documentación. Se me dijo que era un error interno burocrático del Ayuntamiento. Lo llamativo es que esa unidad de Urbanismo que recibió la alegación no la redirigiese a la unidad que correspondía ni le diera contestación", señala Javier, al que los empleados de la Gerencia de Urbanismo le han pedido sinceras disculpas.

Desde Greenpeace España, Luis Reina, uno de sus responsables, asegura que también presentaron la alegación en plazo telemáticamente desde Madrid y que a día de hoy no han recibido contestación oficial, razón por la que el pasado 31 de octubre denunciaron en Sevilla esta falta de contestación a sus alegaciones en un acto junto a la estación de Santa Justa celebrado en el Día de las Ciudades.

El gobierno local de Espadas resta importancia al incidente

Preguntado por este incidente con las dos alegaciones de Tranvía Verde y Greenpeace que obliga a volver a tramitar la calificación ambiental de la ampliación del tranvía a Nervión, el gobierno local del socialista Juan Espadas restó este lunes importancia a lo sucedido y únicamente añadió que el asunto se tratará “en la próxima comisión ejecutiva” de la Gerencia de Urbanismo y Medio Ambiente.

Desde el gobierno local se califica lo sucedido como un asunto “que no tiene más incidencia” el hecho de dejar sin contestar dos alegaciones presentadas en tiempo y forma, aprobar una calificación ambiental, y tener que retrotraer la tramitación de la calificación ambiental a la fase de las alegaciones por el error burocrático.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios