Deportes Todo sobre la Carrera de la Mujer en Sevilla: recorrido, cómo llegar o dónde recoger el dorsal

Sevilla

El aparcamiento de la Torre de la Plata se encamina a una batalla judicial

  • Adepa recaba apoyos para denunciar al Ayuntamiento por lo que considera un atentado patrimonial

  • Icomos está vigilante y espera que se revierta la situación para rescatar este espacio

El aparcamiento ya en uso en este espacio libre de la Casa de la Moneda junto a la Torre de la Plata.

El aparcamiento ya en uso en este espacio libre de la Casa de la Moneda junto a la Torre de la Plata. / Antonio Pizarro

La instalación del aparcamiento junto a la Torre de la Plata va camino de judicializarse. Así lo ha advertido Adepa, la asociación conservacionista que ya tumbó mediante sentencias judiciales el anterior proyecto de las Atarazanas o que obligó al Ayuntamiento a reformar los planes especiales de protección del conjunto histórico. El frente llega ahora por este parking, que de modo temporal, ocupa una d las parcelas con mayor interés patrimonial e histórico del barrio del Arenal. En este solar del antiguo Corral de las Herrerías, no sólo se encuentra la Torre de la Plata, tras la Giralda y la del Oro, la tercera en importancia de la ciudad, sino que conserva la muralla almohade y otros importantes vestigios de la Sevilla islámica. Por ello, Adepa recaba apoyos para denunciar ante los Tribunales la licencia y pedir que se redacte de inmediato un nuevo proyecto que permita a sevillanos y turistas disfrutar de este lugar con tanta historia.

Para defender la importancia de la Torre de la Plata y el Corral de las Herrerías, la Real Academia Sevillana de Buenas Letras, bajo la dirección de Ismael Yebra, acogió ayer una mesa redonda en la que participaron la americanista Enriqueta Vila, el arquitecto José García-Tapial, que restauró toda la parcela de la Casa de la Moneda en los años 80; el arqueólogo Gregorio Mora; y el arquitecto y miembro de Icomos Jorge Benavides. Todos ellos apostaron por la supresión del aparcamiento y la creación de un espacio público que resaltara todos los restos y permitieran a los ciudadanos hacer suyo el lugar.

Coches aparcamos en la nueva calle que se abrió en el Casa de la Moneda. Coches aparcamos en la nueva calle que se abrió en el Casa de la Moneda.

Coches aparcamos en la nueva calle que se abrió en el Casa de la Moneda. / Antonio Pizarro

Adepa está dispuesta a llegar a los Tribunales si el Ayuntamiento no da marcha atrás de manera inmediata. Para ello, está recabando apoyos, como el de la Real Academia de Bellas Artes de Sevilla, que se ha pronunciado por dos veces en contra; Buenas Letras, la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando de Madrid, o el propio Icomos, organismos vinculado a la Unesco que ya está recopilando información. Su representante en Sevilla, el profesor de la Escuela de Arquitectura, espera que la situación no vaya a más y que el Ayuntamiento recapacite, aunque advirtió de la gravedad de los hechos: “El Patrimonio Mundial de la Ciudad tiene un entorno que se encuentra bajo el mismo régimen jurídico. Y la Casa de la Moneda forma parte de él.

Hay que entenderlo como una unidad. El Ayuntamiento no quiere ver la trascendencia cultural de esta parte de la ciudad. La cultura no es cuantificable, pero los rendimientos económicos sí. Es un sinsentido que sea el Ayuntamiento el que ponga un aparcamiento en un espacio que conserva buena parte de las huellas de la historia de la ciudad”.

Contraluz de la Torre de la Plata recortada en el cielo de la tarde de ayer. Contraluz de la Torre de la Plata recortada en el cielo de la tarde de ayer.

Contraluz de la Torre de la Plata recortada en el cielo de la tarde de ayer. / Antonio Pizarro

Benavides fue contundente, y señaló que desde hace tiempo está enviando información sobre este caso a Icomos, que ya intervino hace unos años cuando se construyó el polémico rascacielos en La Cartuja. Tras llegar a un acuerdo, logró un compromiso con el Ayuntamiento para que no se volvieran a producir agresiones a los tres edificios declarados Patrimonio Mundial por la Unesco. “Esto preocupa a Icomos porque Sevilla es Patrimonio de la Humanidad. Nosotros queremos participar de forma positiva para intermediar en esta situación que es de sentido común. El problema actual es más bien administrativo, se puede solucionar con una decisión política que no debe llegar a más. Sería un escándalo que el Ayuntamiento no recapacitara”, señaló Benavides.

La propuesta que defendieron los intervinientes es que se redacte ya el proyecto de espacio libre para la zona, y que no se espere a los dos años de vigencia del aparcamiento porque, entre otras cuestiones, cambiarán los inquilinos del Ayuntamiento y habría que arrancar desde cero. Además, solicitan que se declare la caducidad del parking, adjudicado a una empresa municipal (Aussa), que se paguen las indemnizaciones y que se restaure el importante lienzo de muralla que recorre todo el recinto.

Por su parte, Enriqueta Vila expuso que le había trasladado a Antonio Muñoz, delegado de Hábitat Urbano, Cultura y Turismo, sus inquietudes con respecto a este espacio. La americanista planteó la necesidad de sacar las oficinas municipales de la Casa de la Moneda y la propia Torre de la Plata, para que todo el recinto tenga una finalidad turística y cultural. La idea de Vila es que la Torre de Plata pueda servir como una ampliación del museo de la Torre del Oro.

Situación del solar y la Torre de la Plata antes de la restauración de los años 80. Situación del solar y la Torre de la Plata antes de la restauración de los años 80.

Situación del solar y la Torre de la Plata antes de la restauración de los años 80.

El Ayuntamiento, por su parte, ha declarado recientemente que cuando expire el plazo dado al aparcamiento, según ellos una demanda vecinal, la parcela se convertirá en un gran lugar abierto y visitable por los ciudadanos. Aunque el plan especial prevé un equipamiento junto al espacio libre en estos suelos, esta opción de se ha descartado por parte del Ayuntamiento. En la parcela se iba a levantar el esperado Museo de las Cofradías, aunque se ha optado por desechar esta opción que tampoco era bien acogida. En su lugar, el objetivo municipal es dar forma a la parcela como una gran espacio libre que resalte el valor patrimonial de este entorno repleto de historia tanto en el subsuelo como en la superficie.

Como quedó patente ayer, las asociaciones patrimonialistas no están dispuesta a esperar más de dos años y plantearán batalla para acabar con este aparcamiento, que por otra parte ya tuvo su precedente durante más de diez años.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios