Sevilla

Cae la banda del Goku por extorsionar a un repartidor que les debía dinero

  • Cuatro delincuentes de las Tres Mil Viviendas amenazaron con una pistola a un trabajador de una empresa de paquetería que les debía dinero

  • Uno de los implicados, el Rambo, fue detenido en una operación en la que se intervinieron tres ametralladoras UZI

Dos agentes de la Policía Nacional patrullan en las Tres Mil Viviendas. Dos agentes de la Policía Nacional patrullan en las Tres Mil Viviendas.

Dos agentes de la Policía Nacional patrullan en las Tres Mil Viviendas. / José Ángel García

Comentarios 4

La Policía Nacional ha detenido a cuatro personas que extorsionaron a un repartidor que les debía dinero tras comprarles droga. Son cuatro delincuentes de las Tres Mil Viviendas, donde se les conoce por los apodos del Goku, el Boina, el Chele y el Rambo.

Llegaron a amenazar a la víctima con una pistola, le introdujeron en la mochila de su hija una nota intimidatoria y le enviaron a su teléfono fotografías de su mujer haciendo deporte. De esta forma, le obligaron a sustraer varios paquetes de la empresa de mensajería en la que trabajaba el repartidor, que, asustado, decidió poner el caso en manos de la Policía.

Los hechos comenzaron en noviembre, con la denuncia del repartidor. Éste relató que había acudido a un punto de venta de droga de las Tres Mil Viviendas a comprar estupefacientes, y que había dejado sin pagar una pequeña cantidad. Esto motivó que los traficantes le amenazaran para que devolviese el dinero, con sus correspondientes intereses.

Como no podía hacer frente al pago de la deuda, los delincuentes comenzaron a obligarlo a robar paquetes de su empresa. Obviamente sabían que trabajaba en esta compañía y contaban con una persona dentro de la misma, que era quien les informaba (santeaba, en argot policial) cuáles eran los paquetes que tenía que sustraer y entregárselos a ellos.

Los sospechosos conocían los horarios, las zonas de reparto y las medidas de seguridad de la empresa. Cuando no obligaban al trabajador a robar, le seguían hasta la furgoneta para sustraer ellos los paquetes. Cada vez que la víctima quería acabar con esta situación, crecía la intensidad de las amenazas. Primero le amenazaron de muerte con una pistola. Después introdujeron una nota en la mochila de su hija, y después le enviaron a su móvil fotos de su mujer mientras corría.

El Grupo de Atracos abrió una investigación que acabó con cuatro detenidos, entre ellos el líder de la banda, sus dos acompañantes y un cuarto implicado que trabajaba en la empresa de paquetería y ejercía de santeador.

Los detenidos son dos parejas de hermanos, Joaquín y José Manuel G. C. y José Antonio y Francisco Javier H. O. Los cuatro residen en las Tres Mil Viviendas y tienen numerosos antecedentes. Juan Manuel G. C., de 36 años, alias el Boina, tiene antecedentes por tráfico de drogas y por robar chatarra. Su hermano Joaquín, el Goku, de 33 años, cuenta con los mismos delitos en su historial y también ha sido detenido por conducir sin carné.

José Antonio H. O., de 35 años, alias Chele y Oreja, tiene antecedentes similares. Su hermano Francisco Javier, de 32 y apodado el Rambo, estuvo implicado en una organización dedicada al tráfico de armas, que cayó en el año 2010 y a la que se intervinieron tres ametralladoras UZI y una pistola Smith&Wesson del calibre 44.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios