Educación

Libros gratis para más de 130.000 escolares de Sevilla

  • La provincia recibirá 25 millones de euros para financiar el programa de gratuidad de la Junta de Andalucía

  • El próximo curso se renovarán todos los ejemplares de Primaria

Una maestra enseña los libros de texto de Primaria.

Una maestra enseña los libros de texto de Primaria. / D. S.

Las clases se vacían y las librerías se llenan. El final del curso escolar en la provincia de Sevilla coincide con el inicio de los preparativos del siguiente. Los colegios ya han comenzado a entregar los cheque-libro a las familias para que se vayan surtiendo, con bastante antelación, del material que sus hijos necesitarán a partir de septiembre. 

La intención es que desde el martes 10 de septiembre, primera jornada lectiva, los alumnos cuenten ya con los libros que cada colegio ha escogido para desarrollar el currículo de las diversas asignaturas. La Delegación territorial de Educación ha dispuesto para el próximo curso en la provincia de Sevilla 137.000 cheques-libro para los estudiantes de Primaria, etapa en la que se renovará el material de todos los cursos, una de las principales novedades del programa. 

Fue uno de los primeros anuncios realizados por el consejero de Educación, Javier Imbroda, tras acceder el pasado invierno a dicho cargo, en manos del PSOE desde que las competencias en enseñanza fueran traspasadas a la Junta de Andalucía. En aquella comparecencia también adelantó que se renovará la dotación específica para los alumnos con necesidades de apoyo educativo. De igual modo, se repondrán los ejemplares de Secundaria y Formación Profesional Básica que no estén aptos para su uso. 

En total, con todas las etapas y especialidades de la enseñanza obligatoria, el número de cheques-libro que se distribuirán en la provincia de Sevilla alcanza los 232.000. Esta entrega supone un desembolso por parte del Ejecutivo autonómico de 25 millones de euros, casi una cuarta parte de los 105 millones que cuesta este programa en toda Andalucía el próximo curso.

Algunos padres acuden ya a las librerías para canjear el cheque-libro. Algunos padres acuden ya a las librerías para canjear el cheque-libro.

Algunos padres acuden ya a las librerías para canjear el cheque-libro. / Juan Carlos Muñoz

La gratuidad de los libros de texto es un derecho reconocido en el Estatuto de Autonomía y respaldado por la Ley 17/2007. El programa se desarrolla en régimen de préstamo. Los ejemplares -que se distribuyen entre alumnos de Primaria, ESO y FP Básica- son propiedad de la Junta de Andalucía. Una vez concluido el año académico, permanecerán en el centro docente (público o concertado) para que los utilicen los alumnos del curso siguiente. Serán renovados cada cuatrienio. 

Los estudiantes que se benefician de este programa están obligados a garantizar el uso adecuado del material, devolverlo al centro una vez acabado el curso o en el caso de baja por traslado a otro colegio o instituto. Si el representante legal de un alumno no desea participar de los cheques-libro, habrá de comunicarlo a la dirección del centro. 

El primer paso en esta entrega tiene lugar en junio, cuando se publica por parte de la dirección del centro docente la relación de libros necesarios para el curso siguiente. En caso de que coincida con un año de renovación, como es el presente caso, las familias solicitarán el famoso cheque con el que se adquieren los libros de texto. Se excluye en este catálogo el material fungible que, por su naturaleza, no es reutilizable, como sucede con los cuadernillos para hacer ejercicios de Matemáticas o Inglés. Los cheque-libro son canjeables en cualquier librería, cuyo propietario remitirá posteriormente la factura por las ventas antes del 30 de noviembre de cada año.  

Familias comprando el material escolar. Familias comprando el material escolar.

Familias comprando el material escolar. / D. S.

El objetivo de este programa desde que se puso en marcha la década pasada es, por un lado, suponer un ahorro en la economía familiar al inicio de cada curso y, por otro, inculcar en el alumnado la importancia de cuidar el material escolar y ser responsable de la inversión pública. 

El desarrollo de este plan no ha estado exento de críticas, como el retraso en el pago de los cheques a las librerías, la falta de renovación de los ejemplares hace varios años con la llegada de la Lomce y la competencia entre las librerías tradicionales y las que algunas asociaciones de padres han organizado en varios colegios. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios