Sevilla

Castreño y Llanes, los coordinadores de la agenda de la ciudad

  • Espadas refuerza el área de Alcaldía, que llevará los temas estratégicos para los próximos cuatro años

  • Confía para en la ex concejal y en uno de sus asesores de la campaña

Carmen Castreño y Gaspar Llanes intervienen en un acto electoral junto a Juan Espadas y Antonio Muñoz. Carmen Castreño y Gaspar Llanes intervienen en un acto electoral junto a Juan Espadas y Antonio Muñoz.

Carmen Castreño y Gaspar Llanes intervienen en un acto electoral junto a Juan Espadas y Antonio Muñoz.

La estructura del nuevo gobierno de Juan Espadas tiene un perfil muy político. En este segundo mandato en el Ayuntamiento de Sevilla, el socialista refuerza el organigrama en los ejes que considera prioritarios y sobre los que girará el modelo de ciudad que ya se ha diseñado en el Plan Estratégico Sevilla 2030. Y eso implica también que, al margen de las nuevas delegaciones y áreas específicas creadas, la Alcaldía cuente con un papel muy destacado y que tenga en su agenda política los temas claves del mandato.

Espadas asume directamente competencias como la presidencia del Pleno, que los cuatro anteriores mandatos estuvo delegada, liderará personalmente los proyectos para el áreas metropolitana y reforzará la Alcaldía con tres coordinadores generales que responden a un perfil muy político. 

Según recoge el decreto de estructura, que se presentó el lunes, la Alcaldía se reserva el desarollo y ejecución de las políticas municipales de promoción exterior, excepto en el ámbito del Turismo, y de fomento de las relaciones bilaterales con otras ciudades, de población y estadíticas en general, relaciones con la Oficina del Defensor del Pueblo, seguimiento del prusupuesto y captación de fondos europeos.

Para esto cometidos el trabajo de dividirá entre tres cargos. Además del coordinador general de Alcaldía, puesto que probablemente mantenga José Antonio del Rey, con un pefil técnico-jurídico, habrá un coordinador general de análisis, datos y planificación estratégica, que será Gaspar Llanes; y una coordinadora general de empresas municipales y control presupuestario, el puesto que ocupará la ex concejal Carmen Castreño.

Gaspar Llanes ha sido uno de los asesores de Espadas en los últimos meses y ha coordinado el programa electoral junto al alcalde. El ex secretario general de Innovación de la Junta cuenta con mucha experiencia en la Administración: fue también presidente de la Agencia para la Defensa de la Competencia y director del Instituto de Estadística de Andalucía. Su participación en el Plan Estratégico, cuya ejecución ahora coordinará, ha sido destacada, al igual que la de otros asesores que, probablemente, acaben aterrizando en algunos de los puestos de la estructura directiva.

De la citada coordinación general dependerán dos direcciones generales, una de desarrollo sostenible, financiación y acción exterior y otra de innovación organizativa y planificación de recursos. A Llanes le corresponde la tarea de controlar y evaluar el cumplimiento de los objetivos del Plan Estratégico, esetudiar los procedimientos adecuados para su puesta en marcha y el establecimiento de una plataforma de ciudad con información relevante para el uso del ciudadano y de los órganos municipales. 

La coordinación de las empresas municipales también entra de lleno en la agenda política del alcalde. Y no es algo simplemente simbólico, pues Espadas ya figuraba como presidente de todas. Las empresas municipales son la joya de la corona y sus resultados, si son buenos, son también consecuencia directa de las acciones del gobierno. 

Para coordinarlas Espadas cuenta con Carmen Castreño. Las maniobras orgánicas dejaron a la ex concejal fuera de las listas municipales pero, desde un primer momento, Espadas manifestó la intención de contar con ella y buscarle un hueco clave en la estructura directiva. Antes la coordinación de las empresas municipales  era más técnica y se realizaba desde la Corporación de Empresas Municipales de Sevilla (CEMS). Castreño tendrá bajo sus competencias una dirección general de estadística, control y seguimietno presupuestario. 

Las empresas municipales son la joya de la corona para este gobierno, que presume de mantener la fortaleza de servicios gestionados por empresas 100 por 100 públicas. Los indicadores que presentan Emasesa, Lipasam, Tussam y Emvisesa son buenos. Esas cuatro empresas del Ayuntamiento atiendena más de 1.000.000 de habitantes, entre la capital y sus zonas de influencia, agrupan, en conjunto, una facturación anual del orden de los 400 millones de euros anuales y aglutinan a cerca de 4.000 profesionales.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios