Coronavirus en Alcosa

Más de 80 positivos en una residencia de mayores de Sevilla tras la primera dosis

Varios trabajadores a las puertas de la residencia de mayores Vitalia Parque Alcosa. Varios trabajadores a las puertas de la residencia de mayores Vitalia Parque Alcosa.

Varios trabajadores a las puertas de la residencia de mayores Vitalia Parque Alcosa. / José Ángel García

El Covid-19 no da tregua y las residencias de mayores vuelven a sufrir las peores consecuencias de la pandemia más que nadie. El inicio de la campaña de vacunación no está evitando un reguero de contagios y muertes. La residencia Vitalia Parque Alcosa en Sevilla capital es un ejemplo de ello. Más de 80 usuarios han resultado afectados por un brote en el que habrían fallecido al menos diez de ellos, según los datos recabados por los propios familiares, que aseguran que el foco se ha originado tras la inoculación de la primera dosis de la vacuna en la mayoría de residentes y en los trabajadores.

La gravedad de la situación, con casi la mitad de los usuarios afectados, ya que el centro dispone de unas 160 plazas, ha llevado a la Junta de Andalucía a la medicalización de este geriátrico privado y, según las fuentes oficiales, los contagios en estos momentos rondarían los 60. Tras la intervención del SAS la residencia se ha dividido en zonas diferenciadas por colores, según la gravedad, afirman las mismas fuentes. 

Los familiares denuncian que en el interior de esta residencia no se cumple con los protocolos de seguridad para evitar los contagios. Aseguran que "la situación se les ha ido de las manos" pese a que los mayores llevan más de dos meses "encerrados en su habitación". En este sentido, manifiestan, por ejemplo, que a los usuarios no se les facilitan mascarillas a pesar de las decenas de contagios y que la explicación que reciben por parte del centro es que "están solos en su habitación y que por eso no la necesitan". Sin embargo, los contagios siguen en aumento y, según denuncia, en consecuencia, los fallecidos.

Las mismas fuentes relatan que, una vez medicalizada la residencia, todos los positivos han sido trasladados a la planta baja, intervenida por el SAS como planta Covid, y que de aquí son devueltos a sus habitaciones " a los 14 días sin volverle a repetir una PCR que confirme su negativo".

La falta de información es otra de las quejas entre los familiares de los residentes. "Esto es dantesco. Hay familiares que han pasado casi una semana sin saber nada", afirman.

Este periódico ha intentado ponerse en contacto con la dirección de la residencia pero no ha sido posible contactar con ningún responsable.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios