EDUCACIÓN ¿Hay colegio en Sevilla el 31 de mayo?

Inmuebles

Diez de cada cien viviendas están vacías en la provincia de Sevilla

Vista aérea de Sevilla, en la que se observan distintos bloques de pisos.

Vista aérea de Sevilla, en la que se observan distintos bloques de pisos. / Antonio Pizarro

Diez de cada cien viviendas en Sevilla está sin uso, vacías. Es uno de los datos más llamativos del parque inmobiliario, de nuevo motivo de debate por la inflación que sufren los precios de compra y alquiler, inasumibles para buena parte de la población. En toda la provincia hay casi 100.000 edificios residenciales sin habitar, una cifra que roza los 25.000 en la capital. Tales cantidades adquieren especial importancia tras la nueva ley aprobada por el Gobierno -que también ha desatado la polémica-, la cual tiene entre sus fines reducir el número de pisos sin inquilinos y que éstos pasen a formar parte de la oferta residencial.

Los expertos en mercado inmobiliario han hecho hincapié los últimos años en que si el parque de viviendas aumentara, los precios de compra y arrendamiento no alcanzarían las cifras actuales. Uno de los factores que contribuiría a dicha ampliación sería la disponibilidad del alto numero de viviendas que se encuentran vacías. Las administraciones han puesto en marcha distintas iniciativas para dotar de uso estos inmuebles. Desde el Gobierno central (con la reciente ley) y los ayuntamientos, como ha sido el caso de la política en vivienda social llevada cabo por el Consistorio hispalense durante el mandato del gobierno socialista. 

Tal interés no es baladí si se tiene en cuenta el número de inmuebles vacíos que existen en la actualidad. Para ello, conviene atender las cifras aportadas por el Instituto Nacional de Estadística (INE), cuyos datos más recientes están tomados de 2021. En toda la provincia de Sevilla existen 97.189 viviendas en dicha situación. El INE logra este cálculo a partir del consumo eléctrico. El ente estatal considera que un piso se encuentra sin inquilinos cuando carece de un contrato de electricidad o el gasto está por debajo del habitual durante una quincena. 

Comparativa nacional

Estas 97.189 viviendas vacías suponen un 10,64% del parque residencial de la provincia, conformado por 912.899 inmuebles. Por tanto, 10 de cada cien pisos están sin ocupar. Una cifra hasta cierto punto elevada si se atiende a la necesidad imperante de vivienda que existe actualmente y a los altos precios que se paga por ella. Comparado con las provincias donde se encuentran las grandes ciudades españolas, el porcentaje de Sevilla las supera. Así ocurre con la Comunidad de Madrid, donde las viviendas sin inquilinos suponen un 6,3% de su parque residencial. En Barcelona, esta cifra es del 8,21%. En números totales, en Madrid los pisos sin habitar suman 187.858 y en la provincia catalana, 213.464.

Respecto a Andalucía, la provincia de Sevilla se mantiene dentro de la media. El porcentaje de viviendas vacías en el parque residencial se mantiene en niveles similares a los de Cádiz (también con un 10%), pero por debajo de Málaga, donde tal cantidad llega al 15,3%. En ambos casos adquieren importante peso los inmuebles de uso esporádico, es decir, los vacacionales, con cifras mucho más elevadas que en Sevilla, a lo que contribuyen los municipios del litoral. 

En un plano más local, en la provincia sevillana existen 20 municipios con más de mil viviendas sin habitar. La mayor cantidad se la lleva, como es lógico, la capital, donde hay registrados 24.695 inmuebles en tal situación, esto es, un 7,5% de su parque residencial, conformado por 327.393 viviendas, según los referidos datos del INE. En Madrid capital, este porcentaje es un poco menor, del 6,3%, con 97.178 pisos vacíos, casi cuatro veces más que el cómputo sevillano. En Barcelona, por contra, el volumen de inmuebles residenciales a los que no se les da uso es mayor en términos porcentuales, un 9,3%, con 75.476 viviendas en dicha condición. 

Los totales de casas vacías en las principales ciudades andaluzas se mantienen por debajo de Sevilla. Así, en la capital malagueña, hay 16.638 inmuebles en esta situación y en Granada, 11.941. En Málaga el porcentaje en el parque residencial es inferior al sevillano, un 6,3%, mientras que en la ciudad de la Alhambra este nivel es casi un punto más que en capital hispalense, un 8,4%.

La evolución en 10 años

Debe subrayarse también que la capital hispalense, en una década, ha logrado reducir considerablemente el índice de casas vacías. En 2011, este grupo de inmuebles lo formaban 48.178 viviendas, lo que suponía un 14,28% de su parque residencial, porcentaje que se ha reducido a la mitad en diez años.

Dentro de la provincia sevillana, las cifras más llamativas de viviendas vacías se localizan en Alcalá de Guadaíra, con 4.115; Carmona, 2.241; y Dos Hermanas, con 5.997. Más destacable son los porcentajes sobre el total de inmuebles. La mayoría supera la media provincial. Así, en Alcalá de Guadaíra este grupo representa el 12,5% de su parque residencial; en Carmona, el 14,3%; y en Dos Hermanas, el 10,5%. Y aún más especial resultan tales cifras en municipios con un cómputo de viviendas reducido, como ocurre en Alcalá del Río, con 1.066 viviendas vacías (el 18,5%), Lora del Río (el 15,22%), Écija (11,7%) y Guillena, con un 21,3% en este municipio del Corredor de la Plata. 

La Ley de Vivienda

Tales cifras adquieren importancia en la coyuntura actual, tras la aprobación de la Ley de Vivienda, que aumenta la presión fiscal sobre los inmuebles deshabitados. Así, los ayuntamientos podrán aplicar un recargo tributario en el Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI), que variará en función del tiempo que los pisos permanezcan sin uso. Las autoridades locales tienen margen para fijar un recargo del 50% en las viviendas que lleven deshabitadas, al menos, dos años, siempre que el propietario sea titular de cuatro o más inmuebles. Dicho incremento será del 100% si llevan más de tres años sin usarse y ascenderá al 150% si son propiedad de titulares que tienen dos o más viviendas residenciales en el mismo municipio. Se podría llegar a un máximo de 790 euros al año por inmueble sin uso

Ayuntamientos como el de Sevilla pusieron en marcha el mandato pasado distintas políticas para que este tipo de vivienda se integrara en el parque municipal residencial. De esta forma, se activó la compra de estos inmuebles, operaciones financiadas con fondos Feder. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios