Sevilla

Emisoras arrancadas y neumáticos gastados en los patrulleros de la Policía en Sevilla

  • Algunos de los vehículos de la Policía Nacional se encuentran muy deteriorados

El interior de un vehículo de la Policía Nacional en Sevilla.

El interior de un vehículo de la Policía Nacional en Sevilla. / M. G.

Las custodias de presos son uno de los principales problemas que padece la Policía Nacional en Sevilla, pero no el único. La falta de medios es más que evidente en el estado de los vehículos que están saliendo a la calle. Patrulleros con las emisoras arrancadas, sucios, con daños en elementos importantes y con los neumáticos completamente gastados, en los que los dibujos tienen menos de la profundidad mínima necesaria en la banda de rodadura para que los coches puedan circultar con unas mínimas garantías de seguridad.

Neumático gastado. Neumático gastado.

Neumático gastado. / M. G.

Este es el día a día que se encuentran los agentes que salen a patrullar en Sevilla, como muestran las fotografías que ilustran esta información. Son vehículos que tienen ya unos años de antigüedad, y que no han dejado de circular y hacer kilómetros desde que fueron adquiridos. Varios agentes de la Policía Nacional consultados por este periódico han explicado las carencias de medios materiales que padecen en su trabajo diario. Estos vehículos no reúnen unos mínimos requisitos para afrontar una persecución con unos delincuentes con unas garantías de seguridad.

Los policías tampoco disponen todos de chalecos antibalas y anticorte, y han pedido también que se les pueda dotar de pistolas eléctricas o taser, con las que reducir a una persona sin necesidad de utilizar el arma reglamentaria. Los agentes no cuentan tampoco con material sanitario que los aísle o proteja en el caso de una intervención con una persona enferma o portadora del coronavirus.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios