Sevilla

Encuentran la firma de Martínez Montañés en el retablo de San Juan Bautista de San Leandro

  • Descubren que el policromador fue el pintor Baltasar Quintero.

  • Esta obra, restaurada por Carmen Bahima, formará parte de la exposición del Bellas Artes.

La restaurador Camen Bahima durante la restauración del retablo. La restaurador Camen Bahima durante la restauración del retablo.

La restaurador Camen Bahima durante la restauración del retablo.

La restauración del retablo de San Juan Bautista del convento de San Leandro ha deparado el hallazgo de la firma de su autor, Juan Martínez Montañés; y el descubrimiento del nombre del pintor que lo policromó: Baltarsar Quintero. Esta excepcional pieza del maestro de Alcalá la Real está siendo intervenida por Carmen Bahima y formará parte de la exposición que se inaugurará el próximo 29 de noviembre en el Museo de Bellas Artes de Sevilla.

El hallazgo de la autoría se ha producido al desmontar los relieves de la obra para su restauración. Al retirar el tímpano, apareció una inscripción que dice: "Jesús, María, Josephe. Hiso Juan Martínes Montañés. 1622 años. Pintó Baltasar Quintero". El texto descubierto ratifica que el retablo fue realizado por Martínez Montañés, ya que la comunidad cuenta con las cartas de pago del mismo, y descubre quién fue el pintor, un dato desconocido hasta la fecha.

"Desconocíamos la figura del policromador. Sí sabíamos que Baltasar Quintero había policromado el retablo de enfrente diez años después", explica Salvador Guijo, historiador del convento. Tanto Guijo como la restauradora, Carmen Bahima, destacan la enorme calidad de la policromía realizada por este autor.

La inscripción hallada al retirar uno de los relieves del retablo. La inscripción hallada al retirar uno de los relieves del retablo.

La inscripción hallada al retirar uno de los relieves del retablo. / D. S.

El retablo de San Juan Bautista del convento de San Leandro debe su traza de Juan de Oviedo, quien encarga su ejecución a Martínez Montañés. Consta de relieves, 4 ángeles tenantes y 4 figuras laterales. Las escena central está dedicada al Bautista, que aparece de tamaño natural arrodillado y en actitud penitente. En sus laterales se encuentran las imágenes de San José y la Virgen María. El relieve superior está dedicado al Bautismo de Cristo, escoltado por dos tallas de San Zacarías y Santa Isabel. En el centro, hay un relieve con la cabeza cortada del Bautista a modo de medallón portada por dos ángeles tenantes. "Esta pieza está fuertemente vinculada a una de las atribuciones más emblemáticas de Montañés: el Señor de Pasión", añade Guijo. Rematando la obra, el escudo del Bautista es también sostenido por dos ángeles.

Relieve con la cabeza cortada del Bautista. Relieve con la cabeza cortada del Bautista.

Relieve con la cabeza cortada del Bautista. / D. S.

La imaginería y los relieves del retablo comenzaron a restaurarse hace unas semanas con motivo de su cesión a la muestra Montañés. Maestro de Maestros que se inaugura el próximo día 29. Al retirar el relieve con la cabeza del Bautista quedó al descubierto 397 años después  la carpintería del soporte del retablo y, en ella, la leyenda realizada en pintura blanca en la que se confirma la autoría de Montañés y el nombre del pintor. "Ya contábamos con dos cartas de pago y el finiquito que demostraban que el retablo había sido realizado por Martínez Montañés. Entendemos que la obra fue ejecutada entre 1621 y 1622. El finiquito es de 1623", apunta Guijo. 

La restauradora durante los trabajos. La restauradora durante los trabajos.

La restauradora durante los trabajos. / D. S.

El importante hallazgo constituye un documento excepcional que revaloriza el propio retablo y a su autor. "También nos aporta el dato inédito de la contratación de Baltasar Quintero para la ejecución de la policromía".

En cuanto al proceso de conservación, se ha intervenido de manera integral, desde el soporte hasta las policromías, haciendo especial hincapié en las limpiezas, que han dejado al descubierto un trabajo magistral de policromía y estofado. También se han reintegrado las pérdidas existentes.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios