DIRECTO Minuto a minuto del Betis-Celta

Sevilla

La izquierda en contra de cobrar por visitar la Plaza de España en Sevilla

La Plaza de España de Sevilla.

La Plaza de España de Sevilla. / Juan Carlos Muñoz

Una auténtica polvareda ha levantado la idea del Ayuntamiento de Sevilla de cobrar la entrada en la Plaza de España a los turistas para financiar su conservación. Tendencia en España en la red social X desde primera hora de ayer domingo, el post del alcalde José Luis Sanz defendiendo el proyecto ha despertado miles de reproducciones y comentarios, muchos de ellos de sevillanos que, aunque podrán entrar gratuitamente, consideran que van a tener que hacer cola como ocurre desde hace años en el Real Alcázar.

También desde la oposición se han mostrado contrarios a esta propuesta. El portavoz del grupo municipal socialista, Antonio Muñoz, expresó su "rotundo rechazo" a la "privatización permanente" de este enclave y considera que la solución "más idónea" para incrementar los recursos municipales destinados a la conservación del patrimonio y los servicios públicos es la "implantación de la tasa turística, a la que se opone José Luis Sanz, y no un cerrojazo bajo pago al espacio público de la Plaza de España". 

"Se trata de una nueva ocurrencia que lanza Sanz sin consultar ni encomendarse previamente a nadie de quienes son titulares de los distintos entes de la Administración del Estado que coexisten en la Plaza de España, desde la Delegación y Subdelegación hasta Capitanía General. Ese cerrojazo es hurtar no sólo el espacio público al conjunto de la ciudadanía, sino contradecir el espíritu con el que fue concebido por el arquitecto Aníbal González para la Exposición Iberoamericana del 29. A nadie se le ocurriría cerrar la Plaza de San Marcos de Venecia, la Plaza Mayor de Madrid o Salamanca o la Plaza de la Corredera de Córdoba, por poner sólo algunos ejemplos de ciudades con gran afluencia turística. Son grandes espacios públicos de convivencia", criticó ayer Muñoz, quien confía, además, en que la propuesta conocida "no sea una excusa buscada por José Luis Sanz para entablar un episodio de confrontación con el Gobierno de España".

En sus mismas filas, desde el Gobierno de España, el vicepresidente primero del Congreso de los Diputados y diputado por Sevilla, Alfonso Rodríguez Gómez de Celis, no sólo se posicionó en contra de la medida, sino que, a través de sus redes sociales, anunció el impulso desde el Congreso "de una iniciativa para que el Gobierno rechace privatizar la Plaza de España". "El acceso a través de los edificios que la rodean es competencia del Estado y siempre será libre", añadió Gómez de Celis en su perfil de X.

Por su parte, la portavoz de Con Podemos-IU en el Ayuntamiento, Susana Hornillo, afeó la idea del gobierno de José Luis Sanz de "enjaular y disuadir el monumento de su uso como espacio público y abierto a la gente". "Si al alcalde de Sevilla le preocupase la conservación de la Plaza de España empezaría por prohibir la celebración de megaeventos que ensucian y deterioran este enclave patrimonial", escribió Hornillo en sus redes sociales.

La intención del equipo de Sanz es cerrar la Plaza de España al libre acceso y cobrar una entrada cuyos ingresos irán destinados a mejorar la conservación y la seguridad, y a la creación de una escuela taller de cerámica para el mantenimiento de esta joya de la Exposición de 1929 construida por Aníbal González. El acceso sería gratuito para los empadronados en Sevilla.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios