Patrimonio

Cobrar las visitas a la Plaza de España: Sanz hace suya una petición histórica de Adepa

Una carpa en el centro de la Plaza de España para un concierto que se celebró el pasado noviembre.

Una carpa en el centro de la Plaza de España para un concierto que se celebró el pasado noviembre. / Antonio Pizarro

Medidas para acabar con el vandalismo y para invertir en su correcta conservación. La Asociación para la Conservación del Patrimonio en Andalucía, Adepa, reclamó en mayo de 2018 un cierre efectivo de la Plaza de España, con vigilancia para garantizar su conservación, y que se cobre una entrada simbólica, de uno o dos euros, que revierta en el propio monumento. 

Casi seis años más tarde, el alcalde de Sevilla, José Luis Sanz, hace suya la histórica petición de los conservacionistas y ha elaborado un convenio de colaboración que el gobierno local va a presentar a la Dirección General de Patrimonio del Estado del Ministerio de Hacienda y Administraciones públicas para la cesión de uso de determinados espacios en el conjunto monumental para su gestión cultural y turística.

La intención del equipo de Sanz es cerrar la Plaza de España al libre acceso y cobrar una entrada cuyos ingresos irán destinados a mejorar la conservación y la seguridad, y a la creación de una escuela taller de cerámica para el mantenimiento de esta joya de la Exposición de 1929 construida por Aníbal González. El acceso sería gratuito para los empadronados en Sevilla.

El presidente de Adepa, Joaquín Egea, explicó a este periódico que el cierre existente en la Avenida de Isabel la Católica y ante el propio monumento podrían adaptarse sin ninguna para regular la entrada de visitantes, instalando un espacio para dispensar las entradas que tendrían un precio muy reducido. Con esta medida, Egea estima que no sólo se obtendrían fondos y mejoraría la conservación, sino que se evitaría la estampa de la venta ambulante que es habitual en todo el edificio.

El gobierno municipal socialista descartó antes del verano de 2018 cerrar la Plaza de España y cobrar una entrada simbólica a los turistas. Así lo aseguraron fuentes municipales tras anunciar el director del Consorcio de Turismo de Sevilla, Antonio Jiménez, en un foro con profesionales del sector, que recibió la propuesta de Adepa y otras organizaciones turísticas para instalar algún tipo de cerramiento en la Plaza de España, que es el monumento más visitado de Sevilla, y cobrar una entrada de uno o dos euros que revierta en las labores de restauración y mantenimiento del enclave regionalista.

La principal zona verde de Sevilla, con su carácter monumental, es uno de los epicentros del vandalismo. El Ayuntamiento tiene que invertir cantidades millonarias en su mantenimiento. En total, se han invertido más de tres millones de euros según el último balance municipal de principios de año, sin contar las intervenciones realizadas en la Plaza de España, la joya de la corona, donde se ha puesto en marcha un contrato de conservación preventiva para que esté siempre en perfecto estado de revista.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios