ÚLTIMA HORA Irán lanza un ataque contra Israel con "docenas de drones"

Sevilla

El doctor Jaime Boceta hace historia en la Academia de Medicina y Cirugía de Sevilla

Vista aérea del acto de la toma de posesión del doctor Jaime Boceta.

Vista aérea del acto de la toma de posesión del doctor Jaime Boceta. / M. G.

El doctor Jaime Boceta Osuna, responsable del Equipo de Soporte de Cuidados Paliativos del Hospital Universitario Virgen Macarena, tomó este domingo posesión de su plaza como Académico de Número de Cuidados Paliativos en la sesión pública y extraordinaria celebrada en el Salón Ramón y Cajal de la Real Academia de Medicina y Cirugía de Sevilla (RAMSE). El sillón que ya ocupa, propuesto en 2015, es el primero de esta especialidad de esta tricentenaria institución.

Su discurso de ingreso, bajo el título Historia y desarrollo de la Medicina Paliativa, fue contestado por el don José María Rubio. El acto fue clausurado por el presidente de la Ramse, el doctor Carlos A. Infantes Alcón.

En su intervención, el doctor Boceta mencionó brevemente la historia de los Cuidados Tipo Hospice o Cuidados Paliativos antes del siglo XX, para hablar después de cómo surgieron en Gran Bretaña a mediados del siglo XX, basados en el voluntariado y centrados en la atención integral en el final de la vida. Tras extenderse al mundo como un movimiento fue en 1987 cuando se creó la especialidad de Medicina Paliativa.

Un año después, la Asociación Europea de Cuidados Paliativos comenzó a asesorar a la Organización Mundial de la Salud (OMS) y otras autoridades para definirlos e implantarlos concretamente en España, el doctor Boceta ha explicado que se desarrollaron con el asesoramiento de la Sociedad Española de Cuidados Paliativos (Secpal) recomendando una formación básica en cuidados paliativos para todos los profesionales, para ejercerla especialmente en la Atención Primaria y cubrir las necesidades más frecuentes, y una formación avanzada para ejercerla en recursos específicos, que sirven de apoyo a los recursos generales en los casos más complejos. Según Boceta, "ese desarrollo se ha quedado a medias, y dista mucho de los estándares internacionales, tanto en la formación como en la implantación de recursos".

Vista aérea del acto de la toma de posesión del doctor Jaime Boceta. Vista aérea del acto de la toma de posesión del doctor Jaime Boceta.

Vista aérea del acto de la toma de posesión del doctor Jaime Boceta. / M. G.

El nuevo académico de Número de la Ramse finalizó su discurso con un análisis de la situación actual y los retos de futuro afirmando que "necesitamos cambiar el modelo asistencial actual, que se centra en los avances diagnósticos y terapéuticos y deja en segundo plano la cronicidad y la fase final de la vida".

Según el Doctor Boceta, cada año mueren en España unos 300.000 pacientes con necesidad de Cuidados Paliativos básicos en los últimos meses de vida desde los recursos generales, pero esos recursos necesitan tiempo para atenderlos, y están saturados. Entre esos pacientes habría unos 120 000 cuya complejidad requiere la atención de un recurso avanzado de cuidados paliativos, pero ni la mitad tienen acceso a ellos. Además, ha destacado que esa accesibilidad “es peor en los pacientes no oncológicos, los niños (quienes viven en pueblos lejos del hospital) y los que dependen de compañías privadas que no tienen recursos avanzados de paliativos. A lo que se suma, que la petición de ayuda a la dependencia que, según la ley, puede tardar hasta seis meses en ser valorada, se prolonga de media hasta los 14 meses y no llega a los enfermos de Cuidados Paliativos".

"Una oportunidad de hacer visible la Medicina Paliativa"

Como conclusión, el Jaime Boceta Osuna afirmó que "sin ayuda a la dependencia ni cobertura de Cuidados Paliativos, existe el riesgo de que la única salida visible al sufrimiento en las enfermedades avanzadas con gran dependencia sea la eutanasia. Eso la convertiría en una elección que no sería libre, sino condicionada por la ausencia de alternativas".

Para el experto en Cuidados Paliativos ingresar como Académico de Número en la Ramse supone "un honor, una oportunidad de hacer visible la Medicina Paliativa y una ocasión de participar en el bien común desde la sociedad civil, sin depender de ideologías ni partidos, fortaleciendo nuestra democracia".

De la Rmase, el doctor Boceta admira “la solidez con la que da continuidad a nuestra profesión, conectándola con la sociedad más allá del sistema sanitario y de la universidad, en otras facetas de la vida pública que son parte de los fines de la medicina. Además de la trayectoria personal y profesional de los académicos. Espero aprender mucho y aportar con entusiasmo lo que humildemente sea capaz".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios