Educación

Las Matemáticas se siguen atragantando en los institutos sevillanos

  • Sólo un 10% de los estudiantes de cuarto de la ESO adquiere un nivel alto en esta asignatura

  • Las pruebas externas realizadas el curso pasado sí demuestran mayor destreza con el Inglés

Jóvenes a las puertas de un instituto. Jóvenes a las puertas de un instituto.

Jóvenes a las puertas de un instituto. / D. S.

Las Matemáticas se siguen atragantando en los institutos sevillanos. Se han convertido en el talón de Aquiles de la enseñanza. La evaluación externa realizada el curso pasado a los estudiantes de cuarto de la ESO así lo demuestra: sólo un 10% de los estudiantes que se sometieron a dichas pruebas -que este año no se llevarán a cabo a consecuencia de la pandemia del Covid-19- adquiere un nivel alto en esta materia, un conocimiento troncal en el aprendizaje de cualquier ciudadano. Por contra, el Inglés es la que mayor porcentaje de destreza adquiere. 

Los exámenes se realizaron el 28 y 29 de mayo de 2019 en 22 institutos sevillanos. En toda Andalucía esta cifra alcanzó el centenar de centros y casi 6.000 alumnos. En las pruebas se ha valorado el grado de adquisición en comunicación lingüistica, competencia matemática y competencia social y cívica a través de las asignaturas de Lengua Castellana e Inglés; Matemáticas Académicas y Matemáticas Aplicadas; y Geografía e Historia.

Para valorar dicha adquisición se han establecido cuatro niveles. El nivel inicial (1 y 2), el nivel medio (3 y 4) y el nivel alto (5 y 6). De las asignaturas mencionadas, las que registran los niveles más inferiores son los dos tipos de Matemáticas, una situación que se viene registrando desde hace bastantes cursos y que, por ahora, muestra escasos índices de mejora. 

Matemáticas Aplicadas, la peor

En las Matemáticas Aplicadas (las que se imparte a alumnos que en el Bachillerato vayan a especializarse en Humanidades y Ciencias Sociales) el nivel inicial de competencias es del 62% en los estudiantes que se han examinado, lo que denota un escaso dominio en esta enseñanza troncal y evidencia el amplio margen de mejora que aún tiene el sistema educativo en dicha materia. Y otro dato preocupante, el nivel alto sólo lo logra el 4% de los jóvenes. En cuanto a los contenidos temáticos de esta asignatura, los que menor puntuación obtienen son los de geometría y estadística; y los que más, los de funciones y procesos.

No mucho mejores son los resultados en Matemáticas Académicas, aquéllas que se enseñan para el resto de ciencias y especialidades. Aquí, no obstante, el mayor porcentaje de alumnos registra un nivel medio de competencias (el 55%), mientras que el 35% de los examinados tiene un nivel inicial. El avanzado sólo lo ha demostrado el 10%. Respecto a los contenidos temáticos, los números y álgebra alcanzan la mayor puntuación (3,9) frente a geometría (2,3).

El letargo de los estudiantes sevillanos en Matemáticas ya quedó evidenciado en pruebas internacionales como el Pisa, que situaban a Andalucía como la penúltima en adquirir esta competencia, por delante sólo de las Islas Canarias. Los primeros en dicha asignatura son los adolescentes navarros.

El mejor nivel, en Inglés

El nivel más avanzado lo consigue la Lengua Inglesa. El 46% de los estudiantes que han realizado estos exámenes ha demostrado haber adquirido una importante competencia lingüística en este idioma extranjero. Sin embargo, diversos informes recientes ponen en entredicho este logro, al situar a Andalucía entre las regiones españolas que menor fluidez tiene a la hora de hablar la lengua de Shakespeare.

Respecto al resto de asignaturas analizadas, el nivel medio protagoniza la adquisición de competencias de los alumnos. En Lengua Española es del 59% y en Geografia e Historia, del 56%.

El contexto de los estudiantes

Un dato bastante relevante que reflejan las pruebas es el grado de incidencia que tiene el contexto social y cultural de los alumnos (ISC) en el aprendizaje de estas materias. Así, cuanto mayor es el nivel de ISC mejores son los resultados. Esta influencia es mayor en comunicación lingüística, y especialmente en el Lengua Inglesa, con diferencias de hasta 103 puntos entre los niveles bajos y altos y de 86 en Lengua Castellana. La competencia matemática es la menos afectada (62 puntos en Matemáticas Académicas y 33 puntos en Aplicadas).

Otros factores que inciden en los resultados son el absentismo escolar y la satisfacción del alumnado con el centro educativo donde está matriculado. El estudiante con mayor número de faltas de asistencia obtiene entre 72 y 50 puntos menos que sus compañeros. El alumno más satisfecho con su instituto logra mejores resultados con diferencias de hasta 58 puntos.

Los repetidores

Se ha estudiado también la diferencia en el rendimiento entre el alumnado repetidor y el que ha promocionado a lo largo de la etapa. Se constata que la aplicación de esta medida no consigue que estos estudiantes adquieran el nivel medio de sus compañeros, por lo que obtienen puntuaciones muy por debajo de éstos en todas las competencias evaluadas, entre 70 y 98 puntos de diferencia.

El estudio también demuestra que el alumnado evaluado obtiene mejor rendimiento en todas las competencias cuanto más tiempo semanal dedica a las tareas escolares en su casa. La competencia lingüística en Lengua Castellana es la que se ve más condicionada por las horas de estudio con diferencias de 80 puntos. Las Matemáticas Académicas es la materia menos afectada.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios