Sevilla

Vía libre para reactivar la obra del antiguo mercado de la Puerta de la Carne

  • El reformado del proyecto ya ha sido visado por el Colegio de Arquitectos y lo aprueba este mes el Ayuntamiento, según la UTE

  • Los 11 árboles desaparecerán pero el gobierno local aún no ha dicho si quiere trasplantarlos

Fachada actual del antiguo mercado junto a parte de los árboles sentenciados a desaparecer. Fachada actual del antiguo mercado junto a parte de los árboles sentenciados a desaparecer.

Fachada actual del antiguo mercado junto a parte de los árboles sentenciados a desaparecer. / Jose Ángel García (Sevilla)

La obra de rehabilitación del antiguo mercado de la Puerta de la Carne ya puede reanudarse. El reformado del proyecto básico obligado por el nivel freático aparecido a menor profundidad ha sido visado por el Colegio de Arquitectos de Sevilla, lo que permite que la Junta de Gobierno del Ayuntamiento lo apruebe y las obras puedan volver a este lugar en septiembre, como muy tarde. Así lo declaró este miércoles a este periódico Abraham Carrascosa, gerente de la UTE que tiene la concesión para construir en este inmueble protegido un centro de cultura, ocio y gastronomía.

La concesionaria señala que los servicios jurídicos del Ayuntamiento y de Urbanismo han marcado todas las pautas del proyecto y de la obra

El gobierno local no concretó este miércoles la fecha de aprobación. La UTE da por hecho que se dará luz verde al modificado, que fue visado el 30 de mayo de 2019 por el Colegio de Arquitectos, a finales de la próxima semana y, a partir de entonces, habrá que esperar unos 30 días para que la UTE busque al contratista que se encargará de ejecutar la obra. De ahí el cálculo de que la obra pueda comenzar en septiembre.

El reformado del proyecto se planteó ante los cambios surgidos con la cota del nivel freático, que está “por encima de la profundidad inicialmente estimada”. Se encuentra en el entorno de los 4,10 metros de profundidad en lugar de entre los 7,10 metros o los ocho metros que se preveía en principio. Así pues, la obra de excavación del sótano debe convivir con el agua del nivel freático.

Adiós a los árboles

Eliminar los 11 árboles (melias) que rodean al edificio es lo primero que debe hacer la concesionaria para reiniciar la obra. Sin embargo, el Ayuntamiento aún no ha dado instrucciones a la UTE sobre si estos árboles deben trasplantarse o talarse directamente (apearse, según el eufemismo que usa el Consistorio).

Entidades han criticado que la concesión inicial haya pasado de 400 m2 de superficie ocupada a un 150% más sin someterse a exposición pública y ocupando una plaza pública

La concesionaria asegura que no entiende la polémica que se está creando por la supervivencia de estos árboles cuando van a invertir más de 10 millones de euros en rehabilitar este edificio protegido de la ciudad, a poner en valor los restos arqueológicos aparecidos y pueden plantar tantos árboles como le diga el Ayuntamiento, señalan.

La concesionaria explica que las instalaciones eléctricas y de todo tipo que lleva este centro deben construirse bajo la zona de los árboles porque no hay otro lugar autorizable (ni la fachada ni la cubierta) por Patrimonio al ser un edificio protegido. Añade que los restos arqueológicos aparecidos ocupan una parte muy importante de los sótanos, y por esa razón –aseguran– no hay espacio para colocar las instalaciones en otro punto que no sea bajo la plaza exterior donde están los árboles.

Respecto a las quejas de entidades ciudadanas como Salva tus árboles Sevilla sobre que la concesión inicial haya pasado de 400 metros cuadrados de superficie ocupada a un 150% más sin someterse a exposición pública y ocupando una plaza pública, la concesionaria declara que los servicios jurídicos del Ayuntamiento y de Urbanismo han marcado todas las pautas de lo que hay que hacer.

Hasta ahora las obras se han limitado a catas arqueológicas

Las obras en el antiguo mercado de la Puerta de la Carne se han limitado hasta ahora a los trabajos arqueológicos, una fase en la que aparecieron los restos del antiguo matadero del siglo XV.

Este hallazgo y el compromiso de la UTE de recuperarlos obligó a prorrogar hasta el 25 de octubre de 2052 la concesión.

Este edificio es uno de los mejores ejemplos de arquitectura racionalista. Lo diseñaron a principios de la década de los 20 del pasado siglo los arquitectos Gabriel Lupiáñez Gely y Aurelio Gómez Millán.

La obra en sí de rehabilitación del edificio para el centro cultural y de ocio está a la espera de la aprobación del modificado del proyecto. Este nivel freático más cercano obliga a construir pantallas de hormigón armado para crear un único recinto estanco que alcance la capa impermeable. Esto implica otros procedimientos para acometer la obra de fuera hacia dentro y de arriba hacia abajo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios