Barrios

La remodelación de la Plaza Salesiano Don Ubaldo, en Triana, acabará a finales de 2019

  • Se reurbanizará por completo para hacerla más accesible y se renovarán todas las redes de abastecimiento

Estado en el que se encuentra la plaza durante los trabajos de remodelación. Estado en el que se encuentra la plaza durante los trabajos de remodelación.

Estado en el que se encuentra la plaza durante los trabajos de remodelación. / D. S.

Las obras de reurbanización integral de la Plaza de Salesiano Don Ubaldo, ubicada en Triana, estarán concluidas a finales de este año. Así lo anunció ayer el Ayuntamiento de Sevilla, que detalló que dichos trabajos tienen como fin hacerla más accesible, con un nuevo diseño del área ajardinada, juegos infantiles y aparatos biosaludables y la renovación de redes, pavimento y alumbrado.

Dicho espacio ajardinado, situado entre las calles Trabajo y Evangelista, está siendo intervenido por la Gerencia de Urbanismo en coordinación con el Distrito Triana para “mejorar sus condiciones” . Con tal motivo, ayer fue visitado por la delegada del distrito, Encarnación Aguilar, y el gerente de Urbanismo, Rafael Márquez, que supervisaron los trabajos junto con los responsables de la empresa adjudicataria.

El proyecto, “del que fueron informados vecinos y comerciantes de la zona desde el mismo momento de su diseño”, tiene como objetivo “solventar la anterior situación de peligro por el mal estado que presentan desde hace muchos años las fábricas de ladrillo de los parterres, dañadas por el crecimiento de las raíces de los árboles del entorno”. A ello se añade que “las reparaciones hechas años atrás no solucionaron el problema” y se ha planteado una “intervención global, que incluye una reurbanización completa en la que se va a mantener su arboleda.

La delegada destacó que con la reordenación de la plaza se pretende mejorar su imagen tras eliminar su vallado y abrirla a la ciudadanía, por lo que se hace “más accesible”. Se atiende, así, una demanda de vecinos y comerciantes, ya que se recupera el espacio como enclave de convivencia vecinal, al tiempo que sirve para impulsar la actividad comercial de la zona.

El presupuesto de la actuación asciende a 780.545 euros, con ocho meses de plazo máximo de ejecución. Las obras arrancaron a finales de abril y “avanzan a muy buen ritmo”, por lo que se prevé que estén culminadas a finales de este año.

Hasta el momento, tras más de tres meses de trabajo, se han realizado las demoliciones del pavimento y se han renovado todas las redes de abastecimiento, saneamiento (en coordinación con Emasesa) y alumbrado público.

Además de esas nuevas infraestructuras, se ha instalado un sistema de drenaje sostenible, con el fin de aprovechar el agua de lluvia para mantener la humedad en la zona de los naranjos trasplantados.

Al margen de los trabajos para la instalación de las nuevas redes, se ha comenzado con la nueva pavimentación y la construcción de los muretes, que serán más bajos que los anteriores, por lo que se pierde la imagen de barrera que proyectaban y con la que se daba la impresión de ser una plaza “aislada y oscura, sin disfrute vecinal”. Junto a los muretes se conformará una nueva franja de plantación en talud. Los naranjos con que contaba la plaza han sido trasplantados a un nuevo punto dentro de espacio, acondicionado previamente.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios