Informe anual del Defensor del Pueblo Andaluz

Maeztu alerta del colapso de los Servicios Sociales en la capital

  • El informe que el Defensor elevó a la presidenta del Parlamento en marzo destaca que no se puede dar cita a meses vista 

  • También advirtió de la falta de personal en la Audiencia de Sevilla para las "macrocausas" 

  • Abrió queja de oficio por los problemas del albergue municipal 

Uno de los albergues municipales para personas sin hogar. Uno de los albergues municipales para personas sin hogar.

Uno de los albergues municipales para personas sin hogar. / José Ángel García.

El Defensor del Pueblo Andaluz, Jesús Maeztu, ha resaltado algunos de los asuntos que ha abordado a lo largo de 2018 en Sevilla en el informe anual que ha elevado al Parlamento. Los siguientes son algunos ejemplos. 

Servicios Sociales

Abrió una actuación de oficio sobre la atención ciudadana en los Centros de Servicios Sociales de Sevilla, después de recibir numerosas quejas sobre las dificultades para lograr citas en los mismos, lo que obligaba a muchas personas a hacer cola de madrugada para conseguirlas y lo hacían a varios meses vista.

Por ejemplo, una de las quejas afecta al Centro de Servicios Sociales Tres Barrios-Amate y es de una señora a la que en abril le dieron cita para el 15 de agosto. Ante estos expedientes el Ayuntamiento de Sevilla respondió que se estaban haciendo propuestas de mejora.

Pero Maeztu lo tiene claro: son cuestiones que “afectan a derechos estatutarios” y así como “no podría admitirse que la cita con el personal médico o de enfermería de un centro de salud se demorase tres semanas” tampoco puede admitirse en este caso.

El Defensor también actuó de oficio tras la muerte, en enero de 2018, de una persona enferma en el albergue municipal de Perafán de Rivera. Tras ello, el área de Bienestar Social informó de un nuevo contrato de gestión del centro y una reestructuración para que haya más plazas para personas sin hogar en convalencencia y de alojamiento para parejas, aunque a costa de las ordinarias.

Igualmente, se han tramitado varios casos por “vulneración” de plazos en el reconocimiento de la dependencia y la efectividad del derecho o por la insuficiencia de plazas en residencias para determinados perfiles de discapacidad.

Niños en una guardería, con sus monitoras. Niños en una guardería, con sus monitoras.

Niños en una guardería, con sus monitoras. / M. G.

Educación

Jesús Maeztu destaca que han sido frecuentes las quejas tras la aprobación en 2017 del decreto de medidas urgentes para favorecer la escolarización en el Primer Ciclo de Infantil (de 0 a 3 años), por las dificultades de las familias para acceder a las bonificaciones si los niños no se incorporaban al inicio del curso y según lo hicieran en un centro de la Junta o “colaborador”.

También ha habido quejas por las incidencias y la baja calidad de algunos servicios en los colegios, como los de comedor, y la falta de conserjes.

Maeztu alude además a las quejas por la “cronificación de la ausencia de centros docentes en zonas de la provincia” y los “sucesivos incumplimientos”, con un ejemplo destacado en Alcalá de Guadaíra, con centros en los que llega a faltar espacio para las aulas prefabricadas.

Asimismo, ha habido varias reclamaciones al Defensor del Pueblo por la dificultad de acceder a determinados ciclos de FP, sobre todo por personas que intentan reciclarse para salir del desempleo.

Menores inmigrantes en dependencias de la Policía Nacional en Sevilla. Menores inmigrantes en dependencias de la Policía Nacional en Sevilla.

Menores inmigrantes en dependencias de la Policía Nacional en Sevilla. / D. S.

Menores

Tras la llegada masiva de menores inmigrantes no acompañados (Menas), el Defensor del Pueblo Andaluz inició varias actuaciones de oficio, que también afectaron a Sevilla.

Una fue para comprobar las saturación de los centros de protección, en los que se llegaron a ocupar hasta el doble de las plazas con las que cuentan. También exigió que el ente público de protección de menores se encargara de esos Menas, que abandonaban los centros de internamiento en algunos pueblos los fines de semana y se iban luego a la sede de la Policía Nacional en Sevilla para que les llevaran de vuelta.

Es una situación “anómala, que no se corresponde con las funciones encomendadas al cuerpo”. Hay un expediente abierto.

Justicia

La oficina de Jesús Maeztu cerró en 2108 la actuación de oficio abierta a la Consejería de Justicia e Interior por la falta de magistrados penales en la Audiencia Provincial de Sevilla ante el aumento de las denominadas “macrocausas” y cuando 20 magistrados se repartían una tarea que correspondía a 27.

La Junta, según dice el Defensor en el expediente, “comparte en lo sustancial la necesidad de reforzar el número de plazas” y así se comprometió a estudiarlo en la comisión mixta del TSJA, con 15 plazas más de magistrado entre las Audiencias de Andalucía. Por otro lado, el Defensor intervino también para que se asegurara la asistencia legal a los bomberos sevillanos que fueron juzgados en Lesbos (Grecia) por el rescate de personas en el mar.

Retirada de veladores por orden municipal. Retirada de veladores por orden municipal.

Retirada de veladores por orden municipal. / Belén Vargas

Movilidad

La presencia de veladores que dificultan el acceso a determinados inmuebles ha motivado varias quejas en Sevilla. Una de ellas, destaca por Maeztu en su informe de 2018, hace referencia a las dificultades para acceder al garaje de una plaza a causa de las mesas y sillas de dos bares, un expediente que se cerró después de que el Ayuntamiento les revocara la autorización de veladores.

El Defensor también tramita una queja, pendiente de pronunciamiento municipal, de una asociación ciclista de Sevilla sobre la carencia de regulación de la circulación de vehículos eléctricos de baja potencia por carril bici, aceras y otras zonas peatonales, que se suma al expediente de oficio en marcha sobre el problema de regulación del uso de patinetes eléctricos.

Asimismo, ha habido nuevas quejas de ciudadanos por las infracciones e incumplimientos de los cicilistas en la ciudad, a la que el Ayuntamiento de Sevilla ha respondido que la Policía Local está “centrada en educar y concienciar a los ciclistas” en cuanto a velocidad, distancia de separación de peatones y los lugares donde pueden estacionar.

En Osuna, la intervención del Defensor tras una queja por el acceso a un aparcamiento público en una calle muy estrecha hizo que el Ayuntamiento desistiera del proyecto. La oficina también se ha dirigido al Consorcio de Transportes, al Ayuntamiento de Morón y a la Junta para intentar mejorar las conexiones en autobús con los dos centros penitenciarios de Sevilla.

Accesibilidad

Como curiosidad, destacan varias quejas e intervenciones de Jesús Maeztu por los problemas de los aseos adaptados a personas con movilidad reducida en la Velada de Santiago y Santa Ana.

También ha requerido al Ayuntamiento para que adapte del todo la Ordenanza Municipal de la Feria a las leyes vigentes en materia de eliminación de barreras arquitectónicas, a lo que el Ayuntamiento respondió que tiene intención de abordar este asunto dentro de una actualización más completa y global de las mismas.

Como no se ha llevado a efecto, el Defensor ha vuelto a hacer una recomendación para que esa adaptación se haga sin más demoras.

Medio Ambiente

El Defensor está pendiente de que el Ayuntamiento responda a su resolución para que estudie y valore declarar la zona de la Alameda de Hércules y su entorno como áreas acústicamente saturadas.

También se ha dirigido al Ayuntamiento sevillano para conocer los motivos por los que la ciudad no cuenta con contenedores de proximidad para la recogida de aceite vegetal usado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios