Educación superior

Rechazo unánime de las universidades públicas de Andalucía a la Fernando III de Sevilla

Estudiantes en las instalaciones del CEU San Pablo en Bormujos.

Estudiantes en las instalaciones del CEU San Pablo en Bormujos. / José Ángel García

Los rectores de las nueve universidades públicas de Andalucía se han puesto en pie de guerra. Tras tener conocimiento de que el pasado martes el consejo de gobierno de la Junta dio el visto bueno al anteproyecto de ley de dos nuevas universidades privadas -una de ellas es la futura CEU Fernando III, en Bormujos-, han publicado un comunicado conjunto de rechazo a la creación de estas instituciones académicas. Los argumentos se basan en la falta de requisitos de calidad para su puesta en marcha, motivo por el cual piden a la consejería competente que priorice este factor y la "racionalidad" por encima de "criterios de interés u oportunidad"

Un anuncio que no ha sentado nada bien en la enseñanza superior pública andaluza. La creación de la Universidad CEU Fernando III, la segunda de carácter privado que tendrá Sevilla a partir del curso 2024/25, se ha encontrado de lleno con la oposición de las universidades públicas de la comunidad autónoma, entre ellas la Hispalense (US) y la Pablo de Olavide (UPO). Una actitud más que esperable si se recuerda las declaraciones realizadas por los rectores de ambas instituciones sobre este asunto tiempo atrás. Especialmente las del máximo responsable de la US, Miguel Ángel Castro, muy crítico con estas aprobaciones. 

Por tal motivo, los rectores han expresado esta oposición en un comunicado conjunto en el que recuerdan que tal rechazo ya lo mostraron en su día con el voto desfavorable en el Consejo Andaluz de Universidades (CAU). Los motivos de esta postura se basan en que "no cumplían con los requisitos establecidos en el Real Decreto 640/2021, de 27 de julio, de creación, reconocimiento y autorización de universidades y centros universitarios, y acreditación institucional de centros universitarios entonces en vigor". También aluden a que "dichas universidades carecen de informes plenamente positivos en lo que a su calidad se refiere". Una explicación detallada en el pliego de alegaciones enviado a la consejería. 

Un tercer proyecto privado más

Los rectores advierten en el escrito que, además de las dos universidades privadas ya previstas (la otra se abrirá en Málaga), hay en proyecto una tercera. Recuerdan a la Junta las dificultades por las que atraviesa la enseñanza superior andaluza en estos momentos: la mejora de la financiación que permita aumentar salarios, plantilla docente e investigadora y elevar el número de plazas en las titulaciones. 

Unas reclamaciones por las que entienden que los criterios de "calidad" y "racionalidad" en el sistema universitario autonómico deben primar sobre los de "interés u oportunidad". "Sólo una educación superior pública que reciba una financiación digna y suficiente puede garantizar los valores de progreso, bienestar y justicia social en nuestra comunidad autónoma", defienden los rectores. 

La aprobación del anteproyecto de ley de la Fernando III coincide en el tiempo con la reclamación de siete universidades públicas de Andalucía de que se aumenten las plazas en Medicina para el próximo curso. Se trata de una titulación que la Loyola prevé implantar el próximo curso en su campus de Dos Hermanas, mientras que la segunda universidad privada la contempla a medio plazo. De hacerse realidad ambos proyectos, la provincia contaría con tres centros para estudiar Medicina. 

El centro adscrito Cardenal Spínola

Debe recordarse que las instalaciones que servirían de sede de la futura Fernando III acogen actualmente al Centro de Estudios Universitarios Cardenal Spínola, adscrito a la US (con más de mil alumnos). Por tanto, dentro de dos cursos podrían compartir espacio, un supuesto que ha provocado reparos en la Hispalense, cuyo rector se manifestó en contra de esta posibilidad el año pasado.

Miguel Ángel Castro declaró a este periódico que la Hispalense no había sido informada con antelación a la celebración del CAU de la propuesta de emplear las instalaciones del centro adscrito para la implantación de la universidad privada, de la voluntad de utilizar recursos docentes y administrativos del Cardenal Spínola para la puesta en marcha del proyecto, así como de impartir un doble grado entre la Fernando III y la Universidad de Sevilla.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios