TIEMPO Bajo de Guía se tiñe de blanco tras una impresionante granizada

Política municipal

Relevo en la Alcaldía de Sevilla: una carrera de obstáculos para Muñoz antes de tomar la salida

  • El compromiso de aprobar el presupuesto antes de oficializar el traspaso de poderes turba el proceso: vincular los pasos fue un error que lastra ahora el futuro

Antonio Muñoz y Susana Serrano, tras llegar a un acuerdo sobre la regulación de los autobuses turísticos, en la Sala de los Montpensier, con un retrato de Santa Justa.

Antonio Muñoz y Susana Serrano, tras llegar a un acuerdo sobre la regulación de los autobuses turísticos, en la Sala de los Montpensier, con un retrato de Santa Justa. / M. G.

El relevo en la Alcaldía, una vez que Juan Espadas está (o debería estar) inmerso en la carrera por la Junta de Andalucía a la que ha apostado, no aguanta ya más demora. Por el bien de la ciudad. Y el viernes fue el todavía alcalde quien puso una fecha al convocar para el próximo 13 de diciembre el pleno para aprobar los presupuestos municipales, el paso al que Espadas vinculó su salida del Ayuntamiento de Sevilla. Un anuncio que fue un error a la vista de cómo se ha ido demorando su hoja de ruta y de cómo ha marcado unos tiempos que, según él, lógicamente sólo pertenecían a su persona.

El plazo dirige ahora el foco hacia el concejal Daniel González Rojas cuyo apoyo, junto al de su compañera Eva Oliva, es lo único que le falta al PSOE para garantizar que las cuentas se aprueben, Espadas pueda cumplir su compromiso, abandonar en ese momento la Alcaldía y nombrar oficialmente a su sucesor.

La abstención de los dos ediles de Izquierda Unida no bastaría, pues es muy probable que la edil Sandra Heredia, que pasó a ser no adscrita tras su expulsión de Podemos, vote en contra. Y, por tanto, el respaldo que el equipo de Espadas ha buscado en el fragmentado grupo de izquierdas de Adelante Sevilla se reduce por ahora simplemente al de Susana Serrano.

¿Está Espadas tan seguro de que habrá acuerdo como para lanzar un ultimátum? En teoría, si los de Izquierda Unida no tuvieran intención de pactar la negociación se habría roto ya definitivamente y no habrían perdido el tiempo en elaborar un documento con 45 propuestas, con plazos y partidas concretas. Pero sigue habiendo un riesgo que obliga al gobierno municipal a hacer una contraoferta con la cafeína suficiente como para pasar el corte. Es lo que tiene gobernar en minoría cuando desaparece el comodín del milagro que se llamaba Ciudadanos... ¿Están jugando con el gobierno los ediles de IU? Probablemente sólo están ejerciendo su rol de oposición, atendiendo a lo que piden en su partido: apretar. Es lo que les toca ahora y lo contrario no se entendería entre sus bases.

Lo que para algunos eran los flecos del vestido, para otros eran volantes de capa... según la definición jocosa de González Rojas, convencido de que hay que poner un toque de humor a un enredo que pesa ya más de la cuenta. Y será él mismo, y la delegada de Hacienda, Sonia Gaya, quienes empleen este puente a trabajar duro sobre un último documento. ¿Y es necesario esperar al día 13? ¿Por qué no después del puente? Es Izquierda Unida quien ha pedido ahora manejar su tiempo, el que necesita para medir bien los pasos en una operación que, sin duda, también tendrá consecuencias electorales para la coalición.

Parte del camino ya se ha recorrido, pues hay propuestas que coinciden con las de Podemos, defendidas por Susana Serrano, y que el PSOE debe asumir a cambio del apoyo para la aprobación de los presupuestos. En cualquier negociación es lógico que ambas partes cedan pero, probablemente, el coste para el sucesor de Espadas será más alto del previsto. Pues con el turismo hemos topado, con la política estrella de Antonio Muñoz, un modelo de éxito que pretende exportar a otras áreas y que puede sufrir algunas interferencias.

El tropiezo de Espadas al vincular el relevo a la aprobación de las cuentas municipales amenaza seriamente con convertirse en una carrera de obstáculos para Muñoz incluso antes de tomar la salida oficialmente. Así, el anuncio realizado el pasado viernes sobre el concurso público que sacará el Ayuntamiento para autorizar el servicio de autobuses turísticos en la ciudad tiene su lectura. En principio se trata de poner fin a la situación de falta de regulación y de un marco legal con el que se viene realizando esta actividad en la ciudad de Sevilla durante más de 30 años, implantando un modelo similar al que está vigente en otras grandes capitales españolas. ¿Eso es malo? De entrada limita los autobuses turísticos y su acceso al centro de Sevilla, por lo que eliminará algunos de los principales puntos de interés de estas rutas y eso no es algo que beneficie a un sector que, a día de hoy, es la gran baza en la gestión de Muñoz. De hecho, era algo que estaba previsto desde 2017, aprobado incluso en Pleno, pero a lo que no se había querido encontrar el encaje hasta que Podemos lo ha puesto sobre la mesa de negociación como condición para dar al PSOE su apoyo. Otra de las cartas que se están jugando y que afectan también a la gestión del turismo es la de las viviendas turísticas. Adelante Sevilla pide mayor decisión y exige que se apruebe de forma definitiva la modificación del PGOU y que se comience a tramitar el instrumento para zonificar la saturación turística y establecer nuevos límites.

Una marca para otra etapa

Y la nueva etapa todavía no ha empezado. Muñoz necesitará el apoyo de la izquierda para seguir dando pasos en su gestión y evitar que cualquier iniciativa acabe tumbada en el pleno. Una dificultad que se suma al hecho de que debe hacer en un año lo que correspondería a un mandato completo. Y eso le motiva tanto como a su equipo, que ya está inmerso en un proceso interno para generar las estrategias y medidas que definirán cuál es apellido que tendrá el gobierno de Muñoz. Espadas, presumiendo de haber sacado siempre adelante los presupuestos, se presentó como el alcalde del consenso. Muñoz le da vueltas a la idea de ser el alcalde de la Sevilla compartida. Su tarea es convencer al resto de grupos políticos de que el gobierno ahora sólo debe tener una marca, la de la ciudad. Reto complicado.

Acto de presentación del centenar y medio de actividades previstas para estas navidades en Sevilla. Acto de presentación del centenar y medio de actividades previstas para estas navidades en Sevilla.

Acto de presentación del centenar y medio de actividades previstas para estas navidades en Sevilla. / M. G.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios