Patrimonio

Los restos de San Fernando en la Catedral de Sevilla se conservan en condiciones "óptimas"

El cuerpo de San Fernando, expuesto a la veneración de los fieles el pasado 30 de mayo.

El cuerpo de San Fernando, expuesto a la veneración de los fieles el pasado 30 de mayo. / Juan Carlos Vázquez

La reliquia de Fernando III el Santo ha sido sometida un estudio completo para comprobar su estado a cargo del doctor José Cabrera, que ha constatado que los restos "no han cambiado nada" desde el último análisis realizado hace 40 años. El informe, realizado por encargo expreso del Cabildo de la Catedral de Sevilla, se encargó el 1 de enero de 2023 y fue realizado en los meses siguientes. Se entregó el pasado 30 de mayo, festividad del rey conquistador.

La institución ha detallado que el estudio de los restos de San Fernando ha incluido una exploración visual general pormenorizada del cuerpo, estudio radiológico completo, analítica total de microorganismos (bacteriología principalmente), ácaros y hongos, y un análisis de las condiciones físico-químicas del entorno inmediato (temperatura y humedad relativa).

Del conjunto de las pruebas practicadas, los doctores forenses determinan que el cuerpo-reliquia en su estado óseo y restos de tejidos analizados ha cambiado "mínimamente o nada" desde que en 1993 fuera explorado y conservado por el equipo del Vaticano, al que hace 40 años se le encomendó tal tarea.

Sin ácaros ni hongos

Además, no hay "apenas diferencias" estructurales entre las radiografías practicadas en este año 2023 con las que se practicaron en 1993. Se mantiene, por lo tanto, en unas condiciones "óptimas" dados los años pasados desde la muerte de Fernando III en 1252, canonizado en 1671.

El informe también ha arrojado que no hay rastros de ácaros y hongos. Las bacterias presentes son meramente testimoniales. No afectan para nada a la conservación.

El estudio finaliza con distintas recomendaciones, entre otras, sobre el mantenimiento del control de la humedad y temperatura del interior de la urna de forma constante para evitar fluctuaciones y la precaución en la manipulación para los cultos para impedir cualquier tipo de contaminación.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios