VUELOS Destinos para volar desde Sevilla este febrero

Comercio

Las tiendas de Sevilla recobran el pulso tras una Navidad con repunte en las ventas

  • La campaña aún no ha recuperado las cifras de 2019, pero la diferencia es menor a la de 2020

  • Se prevé que las rebajas mantengan la tendencia de crecimiento

  • El turismo, clave para lograr la normalidad

Aspecto que presentaba la calle Asunción, en Los Remedios, en vísperas de Reyes.

Aspecto que presentaba la calle Asunción, en Los Remedios, en vísperas de Reyes. / José Ángel García

La Navidad ha devuelto “la alegría” a las tiendas sevillanas. La campaña que ha concluido este miércoles, vísperas de Reyes, ha sido bastante buena para el comercio en comparación con la del ejercicio pasado, marcado por las restricciones para hacer frente a la pandemia del Covid. Aunque las cifras aún no se sitúan en el nivel de 2019, el año previo a la crisis sanitaria, durante estas fiestas se ha registrado un repunte en facturación y ventas que ha contentado a un sector que confía en que las rebajas de invierno, que comienzan mañana viernes, mantengan la senda de crecimiento.

Al menos, un balance positivo. Tras una campaña navideña que ha resultado nefasta en la hostelería y no todo lo bueno que se esperaba en los hoteles a consecuencia de la sexta ola del Covid, estas fechas sí han sido bastante positivas para el tejido comercial de la ciudad. Así lo afirma el presidente de la asociación que defiende los intereses del sector (Aprocom), Tomás González, quien, a falta de cifras oficiales, confirma esta tendencia, especialmente si se compara con la de 2020, donde las restricciones horarias sí perjudicaron a dicha actividad económica.

El repunte de los negocios respecto a la pasada Navidad ha llegado al 20%. Cabe recordar que en la campaña del año pasado la facturación se redujo casi un 40% en comparación con las fiestas de 2019, las últimas antes del estallido de la pandemia. “Las cifras van en la línea de lo que preveíamos. Incluso un poco mejor”, asevera González, quien, no obstante, incide en que aún no se ha recuperado el 100% del volumen de “una Navidad normal”, aunque ya se está más cerca.

Movilidad plena

Uno de los factores que ha influido en que se logre dicho aumento es la libre movilidad que ha existido en estas fechas, ya que el año pasado se establecieron restricciones para desplazarse entre comunidades autónomas, provincias e incluso localidades. La situación sanitaria distaba bastante de la actual, con casi toda la población sin vacunar y comenzando una tercera ola de contagios.

Aunque la Navidad de 2021 ha venido marcada por la sexta ola del Covid (con su variante ómicron), el alto porcentaje de vacunados y el hecho de que la presión hospitalaria aún no se encuentre muy disparada a “animado” a muchos sevillanos a salir a las tiendas a comprar, “unos lugares seguros, pues es obligatorio el uso de la mascarilla en todo momento”, recuerda el presidente de Aprocom. A ello se suma el hecho de que no sea exija el certificado Covid para entrar, a diferencia de los bares.

Varias clientas compran en una tienda de accesorios. Varias clientas compran en una tienda de accesorios.

Varias clientas compran en una tienda de accesorios. / José Ángel García

Eso sí, un factor fundamental para que la actividad alcance las cifras prepandémicas es el turismo que, aunque empezó a recuperarse en otoño, ha vuelto a mermar con la nueva ola de contagios, en plena campaña navideña. Así lo reconoce Antonio Pérez, presidente de la asociación de comerciantes Al Centro, en el Casco Antiguo de la ciudad, donde la llegada de visitantes resulta fundamental para muchos negocios.

Para Pérez, “la campaña navideña, en líneas generales, ha sido buena, siguiendo la línea iniciada en el último trimestre de 2021, aunque aún no se han recuperado los niveles de venta ni de pedidos previos a 2020”.

El "disfrute" en las tiendas

Así también lo refiere Manuel Ibáñez, presidente de los comerciantes de Los Remedios, que incide en una diferencia respecto a 2020. “La Navidad pasada se compró por necesidad. Ahora se hace disfrutando de las compras. Hay alegría en las tiendas”, asevera este afamado sastre, que añade que ya se ha alcanzado “el 90%”del volumen de ventas y facturación que se había logrado antes de la pandemia".

Con tales resultados, el sector encara las rebajas de invierno, que se inician mañana, con una previsión optimista y esperando, según Aprocom, a que continúen con esta senda de crecimiento.