Sevilla FC | Supercopa

Rummenigge: "El viaje me genera dolores de estómago"

  • "Tenemos un interés especial en que Budapest no se convierta en un nuevo Ischgl y no se provoque un nuevo brote de Covid", dice el presidente del Bayern Múnich

  • Advierte que los hinchas del club podrán hacerse test gratuitos en el aeropuerto al volver a Alemania

Rummenigge llega a Alemania con el Bayern tras ganar la Champions en Lisboa. Rummenigge llega a Alemania con el Bayern tras ganar la Champions en Lisboa.

Rummenigge llega a Alemania con el Bayern tras ganar la Champions en Lisboa. / Philipp Guelland / Efe

El presidente del Consejo Directivo del Bayern Múnich, Karlheinz Rummenigge, admitió que el viaje a Budapest a disputar la Supercopa de Europa ante el Sevilla le causa "dolores de estómago" debido a la situación que vive la capital húngara por la pandemia del coronavirus.

"El viaje me genera dolores de estómago como a cualquiera", dijo Rummenigge en declaraciones a la Segunda Cadena de la Televisión Alemana.

Rummenigge aseguró que el club hará todo lo posible para que no se produzca un nuevo Ischgl, en alusión a la estación de esquí austríaca donde se considera que se generó el brote que trajo la primera ola de covid 19 a Alemania.

"Procederemos con extremado cuidado. Tenemos interés especial en que Budapest no se convierta en un nuevo Ischgl", dijo.

El hecho de que el partido se juegue con público, con hasta 20.000 espectadores, ha generado duras críticas en Alemania.

El Bayern tenía a su disposición 4.500 entradas pero Rummenigge considera que a Budapest viajarán menos de 1.000 aficionados. Por parte sevillista se esperan unos 500 aficionados que ya están viajando de diferentes maneras hacia la capital húngara, incluidas escalas de diversos tipos, como Viena.

"Al volver podrán realizarse gratuitamente test de coronavirus en el aeropuerto", dijo Rummenigge.

La polémica se ha recrudecido conforme se acerca el partido con las declaraciones del alcalde de Budapest mostrándose contrario a la presencia de aficionados. Gergely Karácsony aseguró este miércoles que si fuera por él no permitiría los espectadores en la Supercopa este jueves entre el Sevilla y el Bayern Múnich en el estadio Puskás Aréna de la capital húngara. "Si contara con recursos legales, el encuentro seguramente se organizaría a puerta cerrada", dijo el edil en declaraciones publicadas hoy por el diario Népszava, hablando sobre los riesgos de contagio por el coronavirus.

El alcalde, uno de los líder del partido opositor de izquierdas "Diálogo por Hungría", agregó que, como él mismo no cuenta con las competencias en este asunto, "la responsabilidad será de aquellos que sí cuentan con ellas". Hace alusión así al gobierno húngaro del primer ministro ultraderechista, Viktor Orbán.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios