Junta del Sevilla | Discurso institucional

Castro: “Ha sido posiblemente la temporada más exitosa de mi mandato”

Castro y Del Nido Carrasco, antes de ingresar en Fibes a la Junta. Castro y Del Nido Carrasco, antes de ingresar en Fibes a la Junta.

Castro y Del Nido Carrasco, antes de ingresar en Fibes a la Junta. / Juan Carlos Muñoz

José Castro presumió de gestión y calificó la temporada deportiva 19-20 como "posiblemente la más exitosa" de su "mandato", por las circunstancias tan especiales de un curso marcado en su segunda mitad por la pandemia de Covid-19. "Dadas las circunstancias vividas, teniendo en cuenta que tuvimos que lidiar con una pandemia, seguimos haciéndolo, y estuvimos hasta tres meses sin fútbol", argumentó el presidente en su discurso institucional ante la Junta de Accionistas.

El dirigente se paró antes de finalizar en dar las gracias a todos los trabajadores del club, incluidos Monchi y Lopetegui, en un ejercicio tan especial y complicado. Y también dio las gracias a sus dos vicepresidentes, José María del Nido Carrasco y Gabriel Ramos.

En su defensa de su gestión, aseguró Castro: "Esta nueva Europa League es un logro más en mi etapa como presidente. Es orgullo poder decir que en mis siete años de mandato los logros son contundentes: siete superávits, cuatro títulos, doce finales, siete de siete en clasificaciones europeas, un estadio en proceso de reforma integral, una ciudad deportiva en proceso de reforma integral…".

También puso el énfasis en la respuesta del club ante la situación de la pandemia. "Hay que decir que ha sido una campaña dificilísima, posiblemente la más extraña de nuestra historia. Nos tocó vivir una situación inédita de verdadera incertidumbre. Y creo que este club fue modélico a la hora de gestionarla. Nuestros empleados dieron la talla como nunca, cada uno desde el rol que le tocó jugar", dijo, añadiendo que se sentía "orgulloso" de todos los miembros del club.

Remarcó su argumentario con una afirmación de calado: "Gestionar la pandemia ha sido posiblemente el reto más importante al que se ha enfrentado el consejo de administración que presido".

Asimismo, destacó la gestión de la devolución del importe de los abonos por los partidos sin público. "Diseñamos y aplicamos una política de devolución de abonos de la temporada 19/20, por los partidos que no se pudieron disfrutar".

Igualmente, presumió de su apuesta en la mejora de las instalaciones deportivas: "Desde 2015 hemos invertido cerca de 20 millones de euros en el estadio y más de 6 millones en la ciudad deportiva, con el objetivo de tener unas infraestructuras al nivel que exige un hexacampeón de la UEFA Europa League. Nos queda mucho por hacer, pero sin duda estamos haciéndolo".

Una vez más, destacó que el Sevilla es "un modelo de gestión a nivel continental". Y, después del capítulo de agradecimientos, Castro abundó en que "este presidente siempre quiere más". "Queriendo siempre más es como continuaremos obteniendo hitos importantes", dijo, tras dar la "enhorabuena a todos los sevillistas" y rematar con un ¡viva el Sevilla!

He aquí el contenido íntegro del discurso institucional del presidente del Sevilla:

Un año más comparezco en Junta de Accionistas realizando un informe de gestión que, como viene ocurriendo desde que asumí la Presidencia, se puede catalogar de exitoso, especialmente en el plano deportivo.

Pero antes de analizar la gestión de la temporada 19/20, permítanme que tenga un recuerdo a todas las víctimas que han fallecido desde que se inició esta infame pandemia de Covid-19.

Por todas aquellas personas que nos han dejado desde entonces, y especialmente por las que están viéndonos ahora mismo desde el tercer anillo, pido que se guarde un minuto de silencio.

También me quiero acordar hoy aquí de todos aquellos profesionales que en esta pandemia han desarrollado su labor en primera línea de fuego. A todos ellos, en nombre del Sevilla FC:

¡Gracias!

Para todos ellos también pido un fuerte aplauso.

Ahora es el momento de entrar en materia.

Repito, temporada exitosa, posiblemente la más exitosa de mi mandato, dadas las circunstancias vividas, teniendo en cuenta que tuvimos que lidiar con una pandemia, seguimos haciéndolo, y estuvimos hasta tres meses sin fútbol.

Tres meses en los que tuvimos que movernos en un escenario desconocido y que requirió el mayor de los esfuerzos de la entidad.

Horas y horas de videollamadas para afrontar con garantías una realidad inaudita en la que el Sevilla FC una vez más ha demostrado que siempre es posible, incluso cuando parece imposible.

El equipo logró la clasificación a la Liga de Campeones, la cuarta en mis siete temporadas al frente de la Sociedad. Y logró también una UEFA Europa League, la sexta de la entidad, la cuarta que se consigue mientras este presidente que les habla está al frente de nuestro amado club.

Volvimos a demostrar que nadie quiere a la UEFA Europa League como nosotros, porque somos, con mayúsculas, los reyes del torneo. Tal vez, por las circunstancias en las que se disputó y por la entidad de los rivales, ésta ha sido la conquista más complicada. Roma, Wolves, United e Inter de Milán. Palabras mayores.

Esta nueva Europa League es un logro más en mi etapa como presidente. Es orgullo poder decir que en mis siete años de mandato los logros son contundentes: siete superávits, cuatro títulos, doce finales, siete de siete en clasificaciones europeas, un estadio en proceso de reforma integral, una ciudad deportiva en proceso de reforma integral…

Trabajo, constancia y realidades. Muchas realidades. Porque este presidente que os habla es un presidente de gestión más que de palabras. Los resultados están ahí.

El modelo del Sevilla FC actual, en definitiva, se ha convertido en una referencia a nivel mundial. Todo ello con un plan estratégico, que ya se explicó en la pasada junta, que nos va a llevar a consolidarnos entre los cuatro primeros del fútbol español y en el escenario Champions de forma recurrente.

El Sevilla hoy es mucho mejor Sevilla que hace unos años y eso sin duda es algo que me hace sentir profundamente orgulloso.

Respecto a la campaña que hoy aquí analizamos, hay que decir que ha sido una campaña dificilísima, posiblemente la más extraña de nuestra historia. Nos tocó vivir una situación inédita de verdadera incertidumbre. Y creo que este club fue modélico a la hora de gestionarla.

Nuestros empleados dieron la talla como nunca, cada uno desde el rol que le tocó jugar.

De todos nuestros empleados me siento profundamente orgulloso, porque en las duras demostraron una enorme profesionalidad y, sobre todo, un encomiable compromiso con su club. Gracias a todos por confiar en mí.

Me siento orgulloso también de la primera plantilla, de nuestros jugadores cedidos y del cuerpo técnico por su generosidad, porque aceptaron una rebaja salarial importantísima. El gesto de nuestra primera plantilla fue clave para estabilizar económicamente a nuestra entidad en uno de los momentos más difíciles de su historia reciente.

Gestionar la pandemia ha sido posiblemente el reto más importante al que se ha enfrentado el consejo de administración que presido. Tomamos decisiones fundamentales como la ya mencionada aplicación, desde la responsabilidad, de un ERTE a alrededor de 350 empleados.

De la noche a la mañana, tuvimos que ajustar la actividad ordinaria de la entidad para un colectivo de más de quinientas personas, o lo que es lo mismo: partidos, entrenamientos, apertura de tiendas, etcétera, a la realidad cambiante casi diaria de la pandemia. Y lo hicimos con éxito.

Diseñamos y aplicamos un plan de choque para reducir los gastos de la entidad, así como gestionamos la caída de ingresos a consecuencia del Covid, incluyendo la negociación con entidades bancarias para garantizar la liquidez de la sociedad en caso de ser necesario.

Creamos y aplicamos protocolos Covid en toda la organización, especialmente en el primer equipo.

Gestionamos de forma diaria la atención al primer equipo, no sólo en el aspecto físico, sino transmitiendo tranquilidad a los jugadores y sus familias, muchos de ellos extranjeros.

Y, finalmente, diseñamos y aplicamos una política de devolución de abonos de la temporada 19/20, por los partidos que no se pudieron disfrutar.

En toda esta crisis desatada por la pandemia, creo que también es justo reconocer el trabajo de LaLiga, que ha sido sobresaliente. Conseguir que el fútbol se volviera a poner en marcha tiene muchísimo mérito. Y en ese mérito el Sevilla FC se siente muy identificado, porque nuestra participación activa en los protocolos diseñados por LaLiga ha sido muy notable.

Los clubes hemos tenido que trabajar muy duro para que la pelota siga rodando. De ahí a la importancia del paquete de medidas que hemos adoptado para afrontar con garantías económicas estos meses de pocas certezas, en los que incluso se han acometido la terminación de las obras en Preferencia de nuestro estadio.

De hecho, cuando nuestros aficionados regresen, ojalá que pronto, se encontrarán con una nueva zona de hospitalidad que funcionará en días de partido y también cuando no haya encuentros, así como con otras mejores funcionales que mejorarán la experiencia de acudir al Ramón Sánchez-Pizjuán.

En este punto, siempre he querido resaltar que en mi presidencia se ha realizado una importante apuesta, sin precedentes en las últimas décadas, por una mejora notable de nuestras instalaciones.

Desde 2015 hemos invertido cerca de 20 millones de euros en el estadio y más de 6 millones en la ciudad deportiva, con el objetivo de tener unas infraestructuras al nivel que exige un hexacampeón de la UEFA Europa League. Nos queda mucho por hacer, pero sin duda estamos haciéndolo.

Tenemos un plan estratégico que es indiscutible. Son muchos los proyectos trabajados que acometeremos en cuanto pase la pandemia, poniendo especial énfasis en la remodelación integral del estadio y en el desarrollo del campus empresarial y deportivo José Ramón Cisneros Palacios.

Pese a las difíciles circunstancias que vivimos, el Sevilla, a día de hoy sigue siendo un modelo de gestión dentro del fútbol continental.

No obstante, no podemos estar contentos, porque el fútbol que vivimos no es el fútbol que queremos.

Nos falta lo más importante, lo que de verdad da color a este deporte: los sevillistas, nuestros aficionados. Nos falta el aliento del Sánchez-Pizjuán.

El gozo en Colonia no fue completo, porque las gradas estaban vacías y porque faltó el empuje de los sevillistas. Así lo sentí como abonado y como presidente.

Esta pesadilla no habrá terminado hasta que nuestra gente vuelva a estar junto a su equipo. Trabajamos en eso. Incluso, puedo decirles, tenemos un protocolo ya diseñado a la espera de que nos den luz verde desde las autoridades competentes, para que nuestros aficionados tengan un estadio seguro y puedan volver tan pronto como sea posible.

Capítulo de agradecimientos

Antes de finalizar quiero dar gracias.

Quiero comenzar precisamente por nuestros aficionados. Gracias por saber aguantar, por vuestro civismo, por vuestra ejemplar forma de celebrar un título… El Sevillismo ha sabido estar a la altura de las circunstancias y de qué manera. Ya queda un día menos para la vuelta.

Gracias a mi vicepresidente primero, José María del Nido Carrasco. Me gustaría mostrar mi satisfacción por haber suscrito hace algo más de un año el pacto por la estabilidad del Sevilla FC. Puedo afirmar que desde entonces trabajo de forma alineada con José María, con quien tengo una relación extraordinaria.

Este pacto se ha revelado como muy beneficioso para todos los accionistas y para el club. En este sentido, mi agradecimiento a José María, por el apoyo que me ha brindado, por su integridad, por su honradez y por su Sevillismo.

Gracias a la Familia Carrión y a mi otro vicepresidente, Gabriel Ramos, por su apoyo constante y por ser un pilar indiscutible para la estabilidad de nuestro Sevilla FC.

Gracias también a la Carolina Alés y a Paco Guijarro, mis socios de Sevillistas de Nervión, por buscar siempre los mejores intereses para nuestro Sevilla FC en pos de la mejor gobernanza.

Gracias con mayúsculas, por supuesto, a los pequeños accionistas, por el sentido de responsabilidad que me han demostrado en los últimos meses. Gracias por apostar por un Sevilla de sevillistas.

En este sentido, quiero informar que hemos creado una comisión, llamada Comisión del Accionista, para trabajar codo con codo con la Asociación de Pequeños Accionistas, que se reunirá de forma trimestral para tratar todas aquellas materias que sirvan para hacer crecer a la entidad.

Gracias a los magníficos profesionales que nos llevaron en la pasada temporada a tocar plata una vez más. ¿Otra vez? Sí, otra vez.

Gracias a Julen Lopetegui, mi entrenador, que llegó a Nervión entre muchas dudas por parte de nuestra afición, pero con el firme respaldo del presidente, convencido de que era el hombre ideal para el nuevo proyecto que se gestaba. Con su trabajo y buen hacer, Julen se ha convertido ya en historia viva de nuestro club y figura indiscutible de nuestros ambiciosos retos deportivos.

Gracias a mi subdirector general Jesús Arroyo y a mi director general José María Cruz, por ayudarme con su esfuerzo en esta complicadísima e inédita campaña.

Obviamente, gracias a Monchi, al que hace casi dos años traje de nuevo a casa, en la que sin duda considero que ha sido una de las decisiones más acertadas que he tomado como presidente.

Gracias, Ramón, porque una vez más lo has vuelto a hacer.

Y, por supuesto, gracias a la vida: por ser sevillista, por llevar casi 30 años trabajando por el Sevilla FC en su consejo de administración y por todo lo que llevamos disfrutando desde que tocamos el cielo aquel 10 de mayo de 2006 en Eindhoven.

Enhorabuena a todos los sevillistas porque somos muy grandes.

Ahora a seguir luchando, a no rendirse jamás y a seguir demostrando que nosotros nunca nos rendimos. Y por supuesto, a seguir queriendo más, porque este presidente siempre quiere más. Porque queriendo siempre más es como continuaremos obteniendo hitos importantes.

Muchas gracias y ¡viva el Sevilla FC!

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios