Lucha accionarial del Sevilla

Análisis: La Audiencia ni da ni quita razones y los americanos callan

José María del Nido se acredita en una Junta de Accionistas; a la última no acudió.

José María del Nido se acredita en una Junta de Accionistas; a la última no acudió. / Antonio Pizarro

La pugna entre los dos grandes grupos de accionistas mayoritarios del Sevilla, el de José María del Nido y el de José Castro, como cabeza visible de Sevillistas de Nervión, sigue su curso con un nuevo matiz judicial. Como era esperable, el recurso que presentó Del Nido en la Audiencia Provincial contra el auto del Juzgado de lo Mercantil número 3 del pasado octubre ha sido estimado, con varios matices.

El primero atiende a que, según la Audiencia, es competencia del Juzgado de lo Civil, y no de lo Mercantil, la demanda del grupo de Castro contra el intento de ruptura del pacto de gobernabilidad que firmaron las partes en noviembre de 2019. Así, con las medidas cautelares levantadas, Del Nido da un paso adelante, porque recupera la autonomía de voto y la representatividad de sus acciones, que en la última Junta de Accionistas estuvieron representadas por su hijo tras las medidas cautelares de lo Mercantil. Pero esa autonomía rige para todo lo que no sea concerniente a dicho pacto. Es decir, que debe respetar que José Castro siga siendo el presidente y José María del Nido Carrasco como vicepresidente primero.

La propia Audiencia instó al consenso de las partes según lo firmado en el pacto de gobernabilidad, so pena de que si alguien lo incumple rijan las penalizaciones que éste contempla. En dicho pacto había epígrafes entre los que se hallan no sólo el reparto de cargos en el consejo y el nombramiento de consejeros delegados, también el reparto de dividendos, entre otros aspectos internos. Además, contemplaba que a partir de 2023 fuera el grupo de Del Nido el que nombrara un presidente y que el de Castro nombrara un vicepresidente.

Así, para los asuntos de gestión del Sevilla F.C. S.A.D. Del Nido recupera, tras la suspensión de esas medidas cautelares, su autonomía de voto, aunque es instado a respetar ese pacto. Todo indica que la vía judicial seguirá su camino, aunque lo haga en el Juzgado de lo Civil. Porque el procedimiento principal, el pleito de Castro contra Del Nido por el intento de éste de romper el pacto de gobernabilidad junto a los americanos, seguirá su curso.

La Audiencia, al estimar el recurso de Del Nido, ha contemplado el criterio de que lo Mercantil sólo tiene competencia para los asuntos relacionados con las sociedades mercantiles, y que los derechos patrimoniales, la representatividad de las acciones, van a lo Civil.

Así, es más que probable que el procedimiento principal pase a lo Civil, una vez que las medidas cautelares de lo Mercantil han sido desestimadas por la Audiencia.

Hay relativa tranquilidad en las partes por ahora, a sabiendas de que hasta otoño, antes de la próxima Junta Ordinaria de Accionistas, no habrá ningún otro movimiento judicial. Y entendiendo que era esperable esta doctrina sobre las competencias de la Audiencia. Mientras tanto, los americanos guardan mutis judicial desde que la última Junta de Accionistas aprobó con un 81,8% del capital social, y a instancias de Accionistas Unidos, la remoción del consejo de Andrés Blázquez, representante de Sevillistas Unidos 2020. Éstos no han realizado ninguna acción judicial contra aquella expulsión. Su última acción fue la demanda ganada en el Juzgado de Instrucción número 26 de Madrid, en diciembre, para poder votar en aquella Junta contra el grupo de Castro. De hecho, votaron en contra y hubo una dura batalla dialéctica, pero se encontraron con la oposición de la mayoría del sevillismo y desde entonces están fuera de la guerra accionarial... por el momento.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios