Sevilla FC Nolito, otro capítulo del manual de Pablo Machín

  • Amadou es otro ejemplo que se une a los de Roque Mesa, Promes, Gnagnon...

  • El sanluqueño reconoce que le vino "genial anímicamente" su reivindicación en Bilbao

Pablo Machín y Jordi Guerrero observan el entrenamiento de Roque Mesa. Pablo Machín y Jordi Guerrero observan el entrenamiento de Roque Mesa.

Pablo Machín y Jordi Guerrero observan el entrenamiento de Roque Mesa. / Víctor Rodríguez

Este domingo el Athletic presentará un equipo más competitivo y San Mamés será más fiel a su tradición de estadio duro y complicado. El partido de Liga, en la que el equipo de Gaizka Garitano no puede permitirse más deslices, opondrá muchísima más resistencia que la que opuso el jueves en la Copa del Rey. Pero eso no es óbice para reconocer un nuevo éxito en la gestión de Pablo Machín de una plantilla que se antojaba corta y desequilibrada. Porque el soriano alineó a un equipo también suplente, con hasta ocho cambios respecto al que compitió con el Atlético de Madrid.

El nombre que mejor ilustra el nuevo capítulo del manual de Machín, de su manera de involucrar a los jugadores en su idea y de comprometerlos fue Nolito, que firmó un gran partido en San Mamés el jueves:un gol y dos asistencias dan fe de ello.

Nolito apenas venía teniendo protagonismo. En Liga sólo ha participado en tres ratos. Y en la Liga Europa sí había marcado goles, un par de ellos en las rondas previas estivales y otro par ya en la fase de grupos: uno en Krasnodar, a la postre inútil, y otro en Akhisar, que sí fue fructífero. Pero la sensación que estaba dando es que no respondía al nivel de competitividad que requiere el actual Sevilla.

Pablo Machín, ante la trilogía de partidos con el Athletic y tras el esfuerzo frente al Atlético, optó por alinear a un equipo con muchos futbolistas de la llamada unidad B. Y Nolito apareció en la delantera por Ben Yedder. "Estoy contento por jugar, por ganar y por todo en general. Anímicamente viene genial y estoy muy contento", reconoció ayer el jugador a los medios oficiales del Sevilla.

Ahora la incógnita es si será capaz de mantener continuidad, que no sea flor de un día su eclosión en San Mamés, donde también despuntó Amadou, que realizó un partido completísimo sosteniendo al Sevilla en el sitio de Banega.

Los casos de Nolito y Amadou, muy condicionado éste por las lesiones que sufrió al principio de temporada, musculares primero y traumática después en el codo, se suman a los de Promes, rehabilitado como carrilero diestro como válido relevo de Jesús Navas; Roque Mesa, que ha pasado de la depresión por no encontrar sitio en el equipo a ser uno más en la rotación más competitiva; o el mismísimo Gnagnon, tras su epifanía el día del Atlético. Pablo Machín ya va teniendo refuerzos, pero entretanto va sacando rendimientos a futbolistas que parecían no aptos para competir al primer nivel. Eso sí, el domingo jugará la unidad A. Será otra cosa...

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios