Lesiones en el Sevilla FC

El riesgo asumido de una plantilla corta

  • El Sevilla nos se plantea fichar hasta enero pese a que las lesiones han ‘castigado’ la planificación

Banega, entre Arana, Jesús Navas, Aleix Vidal y Sarabia. Banega, entre Arana, Jesús Navas, Aleix Vidal y Sarabia.

Banega, entre Arana, Jesús Navas, Aleix Vidal y Sarabia. / Juan Carlos Vázquez

Hasta el pasado viernes 31 de agosto, Pablo Machín, igual que el sevillismo, se quedó esperando algún refuerzo más, algún retoque importante de última hora. Sin embargo, y pese a que tras el aterrizaje de Quincy Promes dijo seguro aquello de que “llegarán otros”, la plantilla se quedó con 23 futbolistas, de los cuales tres son canteranos: Juan Soriano, la verdadera apuesta, Jesús Navas y Borja Lasso, cuya presencia es testimonial. Del 22+3, referido a fichas normales y huecos para canteranos, o el 21+4 que puso como ejemplos Joaquín Caparrós, el Sevilla pasó a un temerario 20+3 que en realidad es un 22 cortito teniendo en cuenta que también quiso darle salida a Carriço.

Las lesiones se han encargado de castigar ese riesgo entre asumido y obligado de contar con una plantilla corta para las tres competiciones que debe afrontar el Sevilla, que de aquí a enero debe compaginar Liga y Liga Europa con poco margen de error, dada sus elevadas metas. De golpe y porrazo, Machín se quedó sin dos de sus capitanes y pilares del equipo, Escudero y Mercado, por dos jugadas fortuitas –aunque en la de Escudero medió aquella fea cama que le hizo Raba–, y un golpe aislado en un entrenamiento que deja también en el dique seco, por más tiempo, a Gonalons.

Pero el club no se plantea fichar ningún recambio, porque los futbolistas que puede contratar sólo son los que están sin equipo, y no es el Sevilla, con su elevado presupuesto y sus altas miras, un equipo que pueda nutrirse de futbolistas en paro. De ese modo, la cúpula ejecutiva ya ha rechazado ofrecimientos como el del veterano central alemán Tasci. Las lesiones, además, se han centrado en dos líneas cuya configuración final estaba algo en entredicho: si Banega no tenía relevo, ahora lo tendrá menos, aunque afortunadamente no ha sido citado esta vez por Argentina. Y si no llegó ningún central de jerarquía, ahora se lesiona el más fiable. Con la de veces que Machín pidió otro central...

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios