50 años de los peluches de CTW

¿Cómo influyó el porno italiano en 'Barrio Sésamo'?

  • La melodía 'Mah-ná, Mah-ná' de Piero Umiliani pertenece a una película de 1968 y pasó a formar parte del espacio infantil

Los dos personajes más famosos de 'Barrio Sésamo', Epi y Blas Los dos personajes más famosos de 'Barrio Sésamo', Epi y Blas

Los dos personajes más famosos de 'Barrio Sésamo', Epi y Blas / PBS

Barrio Sésamo, Sesame Street, cumple este lunes 50 años en antena, desde que comenzó a emitirse como un contenido infantil educativo en la televisión pública estadounidense, PBS.

Jim Henson, creador de marionetas, llevó su mundo de espectáculo a la didáctica y a la divulgación de valores de solidaridad y diversidad en este espacio que se estrenaba  el 11 de noviembre de 1969. Medio siglo después el formato sigue dando la vuelta al mundo.

Y uno de sus sketches más emblemáticos es el Mahná, Mahná, de los primeros en aparecer en el programa de felpa, el 27 de noviembre del 69.

Fue todo un éxito y tuvo varias versiones posteriores, incluida con dos alienígenas en Los Muppets. Esta es una canción sin fronteras, sin letra, sin mensaje, hipnótica, que se convertía en un divertido himno internacional para los niños sesenteros.

Mahná, Mahná, estreno en 'Sesame Street' el 27 de noviembre de 1969

El personaje de Bip Bippadotta y sus amigas parecía traído de la calle, una manera rompedora de reflejar la vida diaria a unos niños que ya no querían ser tan remilgados. Una forma de cierta rebeldía simpática era remedar eso de "Mahná, Mahná", que sonaba tan inofensivo.

Pero la canción tenía su intrahistoria. Subida de tono para su tiempo. Al equipo de Sesame Street le divirtió el disco de una banda sonora a cargo de Piero Umiliani, sin importar qué había ilustrado. Un año antes de pasar a Barrio Sésamo el Mahná, Mahná, compuesto con aire picarón, ambientaba una escena de sauna y pechos al aire de la película erótica, porno por entonces, Suecia, infierno y paraíso.

Las suecas de la película de 1968 con 'Manhá, Mahná'

Este documental sensacionalista fue rodado en 1968 por Luigi Scattini para introducirse en ambientes nocturnos del país nórdico y mostrar un edén báltico desinhibido  donde la escena más cruda era la de un parto.  

Mah-ná, Mah-ná,  como eufemismo tiene su aire satirón en la escena originaria del documental porno, pero fuera de contexto es expresión que no significa nada y por eso prendió entre los norteamericanos, siendo un discreto éxito musical en el verano del 69. De ahí a parodiarse en Barrio Sésamo.

Y a partir de entonces, convertirse en una de las melodías más divertidas del programa, llegando a ser el remate de una reciente película de Los Teleñecos, ya con el sello Disney. Umiliani se hizo de oro con un par de sílabas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios