Recomendaciones

Cuando el ‘buffet’ libre puede arruinar las vacaciones

  • Comidas expuestas al aire libre, alimentos servidos en crudo o agua sin controles sanitarios pueden derivar en incómodos problemas de salud

Hay que tener especial precaución con los alimentos que se sirven al descubierto. Hay que tener especial precaución con los alimentos que se sirven al descubierto.

Hay que tener especial precaución con los alimentos que se sirven al descubierto. / M. G.

Cuando se planifican unas vacaciones, nunca se piensa en que cosas tan suculentas a la par que deseadas como un buen buffet libre, un helado o una refrescante bebida con hielo pueden arruinar el viaje. Existen recomendaciones ampliamente extendidas a la hora de viajar, sobre todo si en el país de destino no rigen estrictos controles de seguridad alimentaria. Así, por ejemplo, es de sobra sabido que hay que evitar beber agua no embotellada, comer alimentos crudos o huevos. Sin embargo, existen otras prácticas, difíciles de pasar por alto en los meses de verano, que pueden derivar en problemas de salud especialmente incómodos si se está lejos de casa.

'Buffets' y puestos ambulantes

La doctora Rosa Benítez, médico especialista en Medicina Interna del Hospital Vithas Nisa 9 de Octubre de Valencia, recomienda evitar los alimentos que se hayan mantenido a temperatura ambiente durante varias horas, como la comida de los buffets "que no está cubierta o la que venden en puestos ambulantes".

Para evitar el riesgo de agua contaminada, es mejor tomar bebidas calientes que aquellas presentadas con hielo. Para evitar el riesgo de agua contaminada, es mejor tomar bebidas calientes que aquellas presentadas con hielo.

Para evitar el riesgo de agua contaminada, es mejor tomar bebidas calientes que aquellas presentadas con hielo. / M. G.

Agua

El agua es otro de los problemas principales cuando se viaja para una correcta alimentación. En este sentido, se recomienda, no sólo beberla embotellada, sino "pedir que se abra en nuestra presencia y evitar refrescos y bebidas con cubitos de hielo, que pueden estar preparados con aguas contaminadas".

El Ministerio de Sanidad comenta que los refrescos, bebidas embotelladas y bebidas calientes, como té o café, "ofrecen mayor garantía y seguridad" por su elaboración y por la temperatura a la que se someten.

Respecto al agua, Sanidad aconseja también no lavarse los dientes con agua que no sea segura y hervir el agua para beber "si se duda de su seguridad". Si no se puede hervir, explican, "se podría utilizar un filtro o un desinfectante".

El Ministerio de Sanidad recomienda comer alimentos totalmente cocinados y evitar los crudos. El Ministerio de Sanidad recomienda comer alimentos totalmente cocinados y evitar los crudos.

El Ministerio de Sanidad recomienda comer alimentos totalmente cocinados y evitar los crudos. / M. G.

Crudos

Asimismo, desde el Ministerio se recomienda evitar los alimentos crudos, aparte de frutas y verduras, y sólo comer aquellos que han sido cocinados totalmente y todavía están calientes. En este sentido, el Ministerio explica en su web que las bebidas o comidas cocinados a más de 60 ºC "son generalmente seguras".

Evitar los helados donde no esté garantizada la pasteurización de la leche. Evitar los helados donde no esté garantizada la pasteurización de la leche.

Evitar los helados donde no esté garantizada la pasteurización de la leche. / M. G.

Leche

La leche, junto con los huevos, son otros alimentos que merecen especial atención en las vacaciones, y que, si no se puede evitar su consumo, exige asegurarse de que han sido hervidos o cocinados a alta temperatura.

Desde el Ministerio se aconseja, asimismo, "evitar los helados de cualquier tipo" y hervir la leche que no esté pasteurizada (cruda) antes de tomarla".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios