TV Muere la actriz Kirstie Alley, la que fuera protagonista de 'Cheers'

Niños

Mitos y verdades sobre los niños con alta capacidad

  • La profesora de la UOC Verónica Martín Guillén desentraña bulos y verdades sobre los niños con altas capacidades

Uno de los mitos es que a los niños con alta capacidad no se le dan bien los deportes

Uno de los mitos es que a los niños con alta capacidad no se le dan bien los deportes / Lourdes de Vicente

Se calcula que aproximadamente un 2 % de la población mundial tiene altas capacidades, y el hecho de ser un grupo tan reducido ha contribuido a que se tenga una imagen muy homogénea de quienes comparten esta peculiaridad. El perfil más extendido es el del niño solitario, que se aburre en clase y al que no se le suelen dar bien los deportes. Verónica Marina Guillén Martín, profesora colaboradora de los Estudios de Psicología y Ciencias de la Educación de la UOC, explica qué hay de cierto, y qué de leyenda en las altas capacidades.

Una de las creencias más extendidas es es que se aburren en clase. Cuando éstas no suponen un reto, es probable que estos alumnos no encuentren motivación ni interés por el desarrollo de la actividad. Y eso se puede traducir fácilmente en aburrimiento.Tampoco es cierto que les cueste trabajo socializar. Sin embargo, los problemas para crear vínculos con sus compañeros de clase sí pueden ser un signo de alarma en la medida que, en ocasiones,”al existir un desajuste entre su nivel intelectual y su nivel de desarrollo evolutivo, no encuentran intereses comunes con sus iguales”, señala Guillén Martín.

Estos niños no son buenos en todo sino que altas capacidades es un término amplio que engloba muchos tipos de excepcionalidad. Uno de los mitos más extendidos es que se les dan mal los deportes. Hay alumnado con altas capacidades que presenta un talento deportivo, "de tal manera que no solo es que no sea torpe, sino que, precisamente, destaca de manera especial en este ámbito".

Un hecho que tiene cierta base real es que hay más niños que niñas con alta capacidad, algo relacionado con el hecho de que "desgraciadamente, hay más niños que niñas identificados", dice la profesora colaboradora de la UOC, que señala que el infradiagnóstico es especialmente llamativo en el caso de las niñas.

La profesora señala como mito los rendimientos mediocres e incluso el fracaso escolar de las altas capacidades no detectadas o que se mantienen en el curso que les corresponde por edad. "En realidad, lo realmente importante para asegurar el éxito educativo es que haya flexibilidad en el currículum, que se propongan retos que mantengan motivado al alumnado y que se ofrezcan alternativas de enriquecimiento intelectual", advierte.

Lo que sí ha demostrado la investigación es que el procesamiento y la gestión de la información es diferente tanto cuantitativa como cualitativamente en el caso del alumnado con altas capacidades. Otros mitos son que no necesitan ayuda para aprender o que son personas que están sobreestimuladas por sus padres. Lo que está claro es que estas capacidades son innatas y y estáticas.

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios