Vivir

Música para una poesía de añoranza

  • Poeta Después de una vida plagada de viajes por Europa y casi veinte años viviendo en Ibiza, este poeta ha editado un disco con su obra lírica 'Amalendu', que cuenta una historia de añoranza sobre la Andalucía musulmana

El patio de la casa que la familia de Ernesto Tejeiro tenía en El Real de la Jara fue el primer escenario que conoció este poeta, que cumplirá en mayo 68 años: "Montábamos obras de teatro y cobrábamos la entrada a un real", recuerda. Según cuenta Tejeiro, entonces ya escribía poemas, una práctica que no ha dejado en toda su vida. Después de viajar por varios países europeos, el realeño se instaló en Ibiza, donde trabajó en dos hoteles, primero como conserje y luego como jefe de recepción. Durante los 18 años que habitó en la isla pitiusa, Tejeiro escribió los poemas que componen su obra Amalendu, "que en sánscrito significa aquel que busca la belleza". Después de ver publicada su poesía de la mano de la editorial Jamais, en los años 90, el propio escritor ha autoeditado su obra en un disco, que puede ser adquirido en la librería Anatma (Pasaje de los Azahares). "La historia de Amalendu nos traslada a la Sevilla y la Andalucía musulmana desde el punto de vista de la añoranza", apunta Tejeiro, que explica que en su obra poética tienen gran influencia las jarchas, composiciones líricas árabes típicas de Al-Andalus. Precisamente por ese motivo, el disco se divide en ocho pistas, que se corresponden con el nombre musulmán de las ocho provincias andaluzas. Al final, el protagonista acaba dejando el lugar en el que vive, pero sin volver a su tierra. Justo al contrario que Tejeiro, que retornó a Sevilla en 1988 para no irse de nuevo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios