Vivir

Paseo por los semilleros del arte

  • Los artesanos de Pasaje Mallol, Castellar y el Pelícano abren sus talleres al públicol jornada 'se parte del arte' Hoy, de 11:00 a 20:00. Programación completa en 'separtedelarte.wordpress.com'. Entrada gratuita.

Comentarios 1

Una ruta por las cocinas del arte es lo que el colectivo de artesanos del corralón de Castellar, 52, de Pasaje Mallol y de la plaza del Pelícano proponen este fin de semana a los ciudadanos. Una forma de dar a conocer el trabajo que desarrollan en unos talleres que, por el momento, sobreviven en pleno de centro de Sevilla al tsunami inmobiliario y cuyos artesanos, hoy más que nunca, hacen valer su tarea agrupados, sin la ayuda de instituciones públicas ni privadas.

Basta con pasear por los barrios de San Luis-San Julián para respirar un ambiente cultural-alternativo, único en la zona centro. Aquí, locales de ensayo, talleres de artesanos de todo tipo (orfebres, escultores, doradores, pintores, diseñadores de ropa o complementos y un largo etcétera) conviven con el beneplácito de unos vecinos que agradecen la tranquilidad y el ambiente 'bohemio' que propinan al lugar.

Pero muchos de esos vecinos no conocen la actividad que tras las puertas de estas naves industriales se esconde. Hoy se presenta como una buena oportunidad para descubrirlo.

Cultivo de importantes artistas, el Taller del Pasaje (Pasaje Mallol, 10) es uno de los más antiguos de la zona. Desde el 94, José Luis Porcar y Cristina Luengo son los encargados de dirigir este local que, hace unos diez años, hacía exposiciones y que hoy se dedica a la formación a través de cursos de grabados, serigrafía y otras artes, como su próximo curso de Libro de Artista (aún con plazas disponibles).

Fueron muchos los ciudadanos que ayer se quedaron perplejos al observar los tesoros que escondían las paredes de este taller. Grabados y pinturas que, combinados con las demostraciones prácticas, desvelaron la maestría que durante 17 años aquí se transmite.

Para muchos de los artesanos de este eje San Luis-San Julián su principal preocupación es su futuro incierto. Pero una generación de jóvenes artistas luchan por hacerse visibles y promover actos como esta jornada de puertas abiertas.

Leonor Muñoz forma parte de Irisfera, espacio en el corral de Pasaje Mallol, 8, donde exposiciones comparten espacio con artesanía de complementos, con cursos de fotografía, diseño web, editorial y publicitario o con piezas de danza para las que también se cede este lugar. "Somos los más nuevos del corral, pero en este tiempo ya hemos hecho muchas cosas, siempre autogestionándonos. Somos gente comprometida e intentamos promover el consumo de la cultura", explica Leonor.

En los corrales de Pasaje Mallol, del Pelícano y de Castellar un aluvión de disciplinas comparten espacios -hoy podrán seguir apreciándose las demostraciones y participar de ellas-. En el de Pasaje Mallol, a la pintura de Antonio Hermán, se suman especialidades tan diversas como el diseño de complementos y ropa con telas recicladas de Anuska Family, la escultura de Paco Parra o la literatura de Chilango Andaluz.

Continúa el recorrido por Castellar y su corralón de artesanos en el número 52. Se descubre, entre otros, el trabajo audiovisual de Syncrofilms (creadores del documental Sevilla y Los Machado), que durante esta jornada de puertas abiertas explican el proceso creativo de su tarea, o el de la Asociación Flamenco de Sur a Sur y el Estudio de Baile Tu Punto Flamenco en Sevilla, que promocionan los cursos que maestros del flamenco como Marco de Ana, Angelita Vargas, Paco Taranto, Lorena Ayala o Javier Heredia impartirán en este lugar "a un precio más reducido de lo habitual", comenta la propia Lorena Ayala.

En el corral de Castellar, una quincena de artistas dan vida a un antiguo edificio, falto de rehabilitación, pero en el que está latente la magia de su interculturalidad y de las distintas disciplinas que aquí se trabajan, quizás más enfocadas a las artes escénicas que en los otros corralones, pero con el mismo objetivo: sacar a la luz los tesoros que sus viejas paredes guardan.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios