IV Roscón Solidario en Estepa

Solidaridad, dulce solidaridad

  • El IES Aguilar y Cano y el AMPA San Antonio de Padua de Estepa organizan hoy su tradicional roscón solidario, que este año alcanza su cuarta edición, y cuyos beneficios irán destinados a la compra de desfibriladores para el centro

Reparto de los roscones en el Salón de Estepa el año pasado. Reparto de los roscones en el Salón de Estepa el año pasado.

Reparto de los roscones en el Salón de Estepa el año pasado.

La iniciativa del roscón solidario surge en 2015 gracias a la inquietud de un grupo de compañeros y de un antiguo alumno de Industria Alimentaria, que es gerente de una panadería en Jerez. Este había organizado un roscón solidario el año anterior en su localidad y, a partir de ahí, explica David Caro, director del centro, “empezamos a plantearnos la posibilidad de organizar uno desde el IES Aguilar y Cano y donar lo recogido a organizaciones benéficas”.

Así pues, prosigue, la idea del roscón “nació con unos fines solidarios destinados a la localidad”. El primer año, recuerda, “los beneficios se donaron íntegramente a Cáritas Estepa y el segundo a la Asociación Española para los Efectos del Tratamiento del Cáncer, centrada en la investigación que los tratamientos de la enfermedad tienen en niños. Sin embargo, el año pasado surgió la idea de convertir el IES Aguilar y Cano en un espacio cardioprotegido. El centro cuenta con más de 1.000 alumnos y unos 80 profesores aproximadamente, por lo que creíamos necesario dotarlo de desfibriladores por si era necesario utilizarlos en caso de urgencia”. Los beneficios de la pasada edición solo pudieron cubrir la compra de un aparato y el curso para 10 profesores, por lo que los edificios de los ciclos formativos quedaban sin él. “De ahí que este año hayamos decidido destinar lo que consigamos a la compra de los dos desfibriladores que necesitamos”, relata el director.

Algunos de los roscones de la pasada edición. Algunos de los roscones de la pasada edición.

Algunos de los roscones de la pasada edición.

Máxima participación

Desde la primera edición, la localidad de Estepa se ha volcado con este roscón, a pesar de que ha habido años, como el pasado, en el que el día era muy desapacible. En 2015 “sobró algo de roscón y chocolate, que se llevó al convento de las Hermanitas de la Cruz. Sin embargo, el año pasado se vendieron las 1.200 porciones de dulce y todo el chocolate y la recaudación ascendió a unos 1.800 euros, por lo que todos los que organizamos y participamos en el roscón de una manera u otra estamos muy satisfechos”. En el roscón de hoy se harán algo más de 1.500 porciones de roscón y 100 litros de chocolate, pues el año pasado con el frío se quedaron cortos y quieren que este año todo el mundo pueda disfrutar.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios