Vivir

Uno de cada cuatro sevillanos no sonríen por vergüenza

  • La sonrisa es una de las principales formas de transmitir el estado de ánimo.

Tres jóvenes en la Feria de Abril Tres jóvenes en la Feria de Abril

Tres jóvenes en la Feria de Abril / Belén Vargas (Sevilla)

Una sonrisa genera multitud de reacciones positivas en el cerebro. Es un símbolo de salud, de vitalidad y de alegría. Sin embargo, lo que simplemente debería ser una muestra de felicidad, se ha convertido en un complejo debido a la cultura visual en la que vivimos.

Un estudio realizado por Compromiso y Seguridad Dental avala que uno de cada cuatro sevillanos no sonríen por miedo a mostrar su dentadura. No obstante, hay que tener en cuenta que en la sonrisa no sólo actúan los dientes, sino también los labios y los músculos de la cara. 

Dentro de esta sociedad tan estética, es más usual forzar una sonrisa para una fotografía o asumir cuál es la postura que mejor resulta en el rostro, en lugar de mostrar unos gestos naturales que sean seña de felicidad

Según la presidenta de esta clínica, "lo que más llama la atención de una cara sonriente son los ojos y la boca. Tienen la capacidad de transmitir lo que queremos comunicar a los demás".

CS Dental aprovecha para recordar algunos malos hábitos que suelen darse, como el bruxismo, es decir, apretar los dientes. Aunque es una forma de liberar estrés, este gesto afea las facciones de la cara al hacerla más ancha y seria.

Hay que evitar sonreír intentando ocultar los dientes. Se producen asimetrías que no resultan para nada atractivas. Lo que se transmite con esto es miedo, timidez y falta de confianza. 

Ante cualquiera de estas posibilidades, y si lo que desea es lucir una dentadura espectacular, lo recomendable es que acuda al especialista y se someta a un tratamiento adecuado para que la sonrisa sea la duela de su vida. 

Etiquetas

, , ,

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios