Actualidad

H&M refuerza su apuesta por el comercio online

  • Las crisis del coronavirus obliga a la cadena sueca a cerrar 250 establecimientos y fomentar el canal de venta 'online'

Fachada de la tienda H&M de Times Square (Nueva York). Fachada de la tienda H&M de Times Square (Nueva York).

Fachada de la tienda H&M de Times Square (Nueva York). / M. G.

No hay sector que no se haya visto afectado por la crisis del coronavirus. La pandemia, que se ha cebado con sectores como la hostelería y el turismo, también afecta al sector textil, que se ha visto obligado a tomar medidas de ajuste con las que garantizar su supervivencia. La cadena sueca H&M es una de las últimas en anunciar el cierre de tiendas físicas al mismo tiempo que apuesta por fortalecer la venta online. En concreto, tiene previsto echar el cierre de 250 establecimientos en todo el mundo el próximo año, lo que representa el 5% de sus tiendas.

Esta decisión llega después de registrar pérdidas por valor de unos 118 millones de euros en lo que va de año, cifra que contrasta con el beneficio neto conseguido -de unos 879 millones de euros- en el mismo periodo del ejercicio anterior. Asimismo, las ventas netas cayeron un 21% entre enero y septiembre. No obstante, la compañía está convencida de que "lo peor de la crisis ha pasado", en palabras de su consejera delegada, Helena Helmersson.

Adaptarse al modelo de venta 'online'

Los beneficios han caído casi un 53% entre junio y agosto en relación al año pasado. De hecho, en el tercer trimestre de su ejercicio fiscal la cadena textil regresó a la senda de los beneficios, que ascendieron a 1.821 millones de coronas -173 millones de euros-, cifra un 52,8% inferior a la registrada entre junio y agosto del año pasado. Sin embargo, durante este periodo las ventas netas cayeron casi un 19%.

En los últimos dos años, la cadena ha apostado por una estrategia de cierre de establecimientos y pocas aperturas con el objetivo de adaptarse al modelo de venta online, donde hay un mayor número de competidores. De hecho, a principios del 2020, la compañía ya anunció el cierre de establecimientos, una decisión que se ha visto fortalecida por la pandemia. "Estamos acelerando nuestro trabajo de transformación para continuar agregando valor para nuestros clientes", ha comentado Helmersson.

Un alto número de prendas sin vender

Uno de los principales escollos a los que se enfrenta la multinacional son los altos niveles de inventario que posee, que representan el 21% de los ingresos a 12 meses, más del doble del nivel de Inditex, su principal rival. Esta situación se remonta a antes de la pandemia, ya que el exjefe ejecutivo Karl-Johan Persson no logró reducir la cantidad de prendas sin vender en los últimos cuatro años antes de su relevo en el cargo.

Al igual que H&M, sus compañías rivales también comienzan a dar síntomas de recuperación, tras las pérdidas sufridas durante los momentos álgidos de la crisis del coronavirus. Por ejemplo, el grupo español Inditex, propietario de Zara, ha vuelto a obtener beneficios entre los meses de mayo y julio.

Según los últimos datos disponibles, la compañía escandinava contaba con un total de 5.043 de tiendas en todo el mundo, después de haber abierto 85 y cerrado 118 desde el pasado mes de diciembre. En España, la multinacional registró entre junio y agosto una caída de las ventas del 27%.

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios