La Junta critica el "retraso" del Gobierno en los cambios de la Selectividad

  • Sanz replica que el Ministerio de Educación comunicó las novedades en las pruebas de acceso a la universidad el 2 de diciembre

Las modificaciones en la prueba de acceso a la universidad han generado un nuevo choque entre el Gobierno central y la Junta de Andalucía. El consejero de Economía y Conocimiento, Antonio Ramírez de Arellano, lamentó la "precipitación" del Ministerio de Educación a la hora tomar esta decisión y se mostró convencido de que los cambios deberían haberse producido hace "mucho tiempo, a principios de curso y no en el mes de diciembre pasado como se ha hecho".

Por su parte, el delegado del Gobierno, Antonio Sanz, subrayó que los cambios fueron consensuados por todas las comunidades autónomas en la Comisión General celebrada el pasado 2 de diciembre, aunque la orden que los regula no fue publicada hasta el 23 de diciembre. En esa línea, Sanz precisó que ya hay varias comunidades que tienen su propia normativa publicada, como son Madrid o La Rioja. En su opinión, "no puede aceptarse el argumento de la precipitación, pues sería admitir que hay comunidades más capaces que otras".

El Distrito Único Andaluz para el acceso a la universidad (conformado por las universidades andaluzas y la Junta) se ha hecho eco ahora de estos cambios tanto en los exámenes de Selectividad como en sus contenidos. Las modificaciones más importantes afectan a las pruebas de Historia de España, una asignatura obligatoria para todos los alumnos que optan al ingreso en la enseñanza superior, con independencia de la especialidad de Bachillerato que hayan cursado.

El consejero de Economía y Conocimiento explicó que al publicar las modificaciones, el Distrito Único únicamente refleja la orden del Ministerio del pasado mes de diciembre. "La Junta va a defender que los estudiantes y sus familias tengan certidumbre y lo que pedimos es que se actué con prudencia. Nuestro compromiso es que las universidades informen de manera constante para que las dudas se disipen", indicó Antonio Ramírez de Arellano.

Por su parte, la Asociación de Directores de Instituto de Andalucía (Adian) criticó el "baile a mitad de curso" que se está produciendo con respecto a la prueba de acceso a la universidad. El presidente del colectivo, Gabriel Ureña, insistió en que "falta estabilidad" al sistema educativo "y tranquilidad" tanto para los docentes a la hora de preparar sus clases como para los alumnos y sus familias.

"Este curso se está viviendo una situación de incertidumbre para alumnos, profesores y padres. Yo doy clases de Filosofía y hasta hace unos días no sabíamos si entraba o no en Selectividad la asignatura", relató Ureña, que añadió que "ahora se está modificando la parte que entra de Historia y hay materias que en principio entraban, como la Tecnología Industrial, que luego no entran".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios