Toscano anuncia el desbloqueo de la FAMP con un pacto que PP e IU niegan

  • Dice que el acuerdo sobre una presidencia rotatoria entre PSOE y PP fue "unánime", aunque precisaba el visto bueno de las direcciones regionales de los partidos. IU insiste en su idea de una gestora.

La reunión de la Comisión Permanente de la Federación Andaluza de Municipios y Provincias (FAMP), convocada ayer en Antequera (Málaga) para intentar desbloquear el conflicto por la renovación de su Ejecutiva, acabó con el mismo resultado que la asamblea general del pasado sábado: más confusión y ningún acuerdo. El actual presidente de la FAMP, el socialista Francisco Toscano, creyó haberlo logrado. De hecho, anunció que había obtenido apoyo "unánime" a su propuesta, la misma que saltó por los aires en esa asamblea y por el que se establecía una presidencia rotatoria del PSOE y PP -también en tres vicepresidencias, mientras la cuarta quedaría en manos de IU y la quinta para el PA-, a falta del visto bueno de las direcciones regionales de los partidos. Sin embargo, PP e IU lo negaron con rotunidad: no se votó nada, lo único que se arrancó fue el compromiso de ese análisis por instancias superiores.

Lo cierto es que el anuncio de Toscano molestó. Sobre todo a IU. Previo a la reunión de la Comisión Permanente -integrada por el presidente de la FAMP y los cinco vicepresidentes, con lo que estaban presentes las cuatro fuerzas-, su coordinador regional, Diego Valderas, le mandó una carta en la que insistía en la creación de una gestora o "mesa de partidos" para abordar la refundación de la FAMP. Por eso, su anuncio de pacto dejaba en mal lugar a la formación, porque parecía que en cuestión de horas había cambiado de opinión. El secretario de Organización de IU, José Luis Pérez Tapias, advirtió que, aparte de no votar nada, es que no están en esa clave de reparto de cargos. Quieren una reforma en profundidad de la FAMP y la solución de Toscano la ven "decepcionante".

El desmentido del PP fue menos contundente. La alcaldesa de Marbella y vicepresidenta primera de la FAMP, Ángeles Muñoz, limitó la crítica a Toscano en que la única decisión adoptada fue que el próximo 15 de diciembre se celebre una reunión -previa a la asamblea general del 14 de enero-, a la que los grupos lleven una propuesta de ponencia, donde se recoja "para qué debe de servir la FAMP y qué líneas de trabajo debe seguir". Muñoz explicó que sucompromiso es trabajar para que esa ponencia sea "plural", responda las necesidades de los ayuntamientos y donde se siga perfilando la estructura que debe tener la institución después de las pasadas elecciones.

Aunque sobre ese organigrama parecen estar cada vez más cerca PSOE y PP -estuvieron a punto de firmarlo el sábado, pero IU se descolgó-, Muñoz puso el acento en que la negociación y el acuerdo final debe incluir a todos los partidos. Con esta afirmación, parece que el PP va abandonando la idea que hasta hace pocos días compartía con IU de que se creara una gestora.

El sistema de alternancia ideado por Toscano y que permitiría equilibrar las fuerzas entre socialistas y populares consiste en que el PP se quedará los dos primeros años con la presidencia de la Comisión Ejecutiva de la FAMP -constituida por el presidente, cinco vicepresidentes y 21 vocales-, mientras el PSOE se hace cargo de la presidencia del Consejo Municipalista -son 54 miembros: los 27 de la Ejecutiva y otros 27 socios titulares de la institución-. Los dos últimos años de mandato, lo harían al revés.

El PSOE es el que no va a poner trabas a esta estructura, según manifestó Toscano. A pesar de que desde altas instancias del PSOE se había mantenido que la presidencia era "irrenunciable", amparándose en que eran quienes más municipios obtuvieron en mayo, parece que finalmente sí está por ceder en favor de los populares, que querían también el puesto por tener mayor volumen de población bajo sus siglas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios