El PSC aprueba reconocer el derecho a decidir de Cataluña con una consulta legal

  • El candidato socialista a la Generalitat, Pere Navarro, asegura que su partido supone una tercera vía entre el "centralismo del PP y la profecía temeraria de Mas".

Comentarios 3

El Partido Socialista de Cataluña (PSC) ha aprobado su programa electoral para las próximas elecciones del 25 de noviembre, en el que se recoge su apuesta por que se reconozca explícitamente el derecho a decidir del pueblo de Cataluña a través de una consulta legal, en el marco de una reforma federal de la Constitución. Con un voto en contra y cuatro abstenciones, el programa electoral ha sido aprobado en el Consejo Nacional celebrado en Barcelona, en el que el líder del PSC y candidato a la Generalitat, Pere Navarro, ha asegurado que su partido supone la tercera vía entre el "centralismo del PP y la profecía temeraria de Mas" del independentismo.

El programa electoral del PSC reafirma la apuesta federalista, con las reformas necesarias en la Constitución y que debe suponer para Cataluña un sistema fiscal justo y contar con un "auténtico Senado federal". Asimismo, el partido ha aprobado en su programa un reconocimiento explícito al derecho a decidir del pueblo catalán de acuerdo con la ley. Navarro ha reivindicado las aportaciones de los socialistas catalanes en los últimos treinta años de democracia y ha recordado la figura de Ernest Lluch, asesinado en el año 2000 por ETA, gracias al cual se universalizó el derecho a la salud en España.

"Nuestra propuesta de reforma de la Constitución -ha argumentado Navarro- es respetuosa pero no miedosa, una propuesta que ha de reconocer la singularidad de Cataluña, con un trato específico y margen de maniobra". El dirigente socialista ha dicho que la apuesta socialista se basa en cuatro "erres": reconocimiento, reglas, representación y recursos para Cataluña. La solución federal "es la más estable", a su juicio, y también "la más viable económicamente" porque "nadie puede asegurar" que una Cataluña independiente no continúe siendo un país endeudado y con "un prestigio económico por construir, y también intervenido". El federalismo "es entender, pactar y tolerar la diferencia" y es el sistema político de los países "más prósperos del mundo, como Estados Unidos y Alemania", ha indicado.

El portavoz del PSC, Jaume Collboni, por su parte ha reafirmado la "sensatez" de la apuesta de los socialistas catalanes por el federalismo y ha considerado "neoindependentismo" las propuestas de CiU que, en su opinión, "pretenden engañar al pueblo de Cataluña". Las elecciones del 25 de noviembre, ha añadido, sólo tienen un objetivo: "Revalidar la mayoría" de CiU, que ha puesto sobre la mesa un "tigre", en alusión al proyecto independentista, que supone retroceder a antes de la II Guerra Mundial con "la vieja historia de los Estados nación, ya superada", ha considerado.

El programa electoral aboga por garantizar derechos básicos a los niños -educación, salud y socialización- y propugna la reedición de un nuevo Plan Estratégico, que ya impulsó el primer gobierno tripartito presidido por el presidente Pasqual Maragall, para favorecer el impulso de sectores como la biomedicina, la agroindustria, la química, el metal y la industria cultural, entre otros.

Durante el Consejo Nacional sólo se ha producido una intervención crítica de uno de sus miembros, Antonio Ruiz Serrano, de Esquerra Socialista, que ha echado de menos en el programa alguna referencia a los paraísos fiscales y que el partido no se apoye en los movimientos sociales. Tanto Ruiz Serrano como el propio Collboni han coincidido en valorar que el reto del 25-N es "histórico" para el PSC y el portavoz ha admitido que "nuestra situación es muy delicada y aún pagamos los costes de haber gobernado", al formar parte de los dos tripartitos de izquierdas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios