"Esther siempre me cayó bien, es una chica genial"

  • Puso cara al personaje de éxito de los cómics femeninos en los setenta y los ochenta y ahora acaba de publicar la novela 'La elección de Esther', junto al escritor Carlos Portela

"El personaje de Esther en los 70 y 80 consiguió abrir una puerta a la libertad para muchas chicas, hoy es diferente. Afortunadamente todo ha evolucionado y las que hoy la leen, que entonces eran niñas, han aprendido mucho, como la propia Esther". Así define Purita Campos la evolución del personaje más importante de su carrera profesional. La ilustradora nacida en Barcelona en 1937 no siguió los pasos de su madre, que era modista, sino que decidió estudiar en la Escuela de Artes y Oficios de Barcelona, lo que actualmente es la Escuela Llotja. Una vez finalizada su etapa de estudiante y aunque le picó el gusanillo de la interpretación y el teatro -"no se me daba nada mal", comenta entre risas- comenzó a dedicarse a la ilustración en revistas de moda. En la editorial Bruguera comenzó como portadista y pronto pasó como historietista de varias revistas femeninas. Las más populares fueron Dalia, Sissi, Blanca, Can Can y Celia. No fue hasta 1971 cuando creó a Esther, la famosa niña de pecas que rápidamente triunfó como Patty's World en el Reino Unido.

La primera historieta de Patty's World, con guión del inglés Philip Douglas, apareció en la revista británica Princess Tina. Alcanzó un éxito extraordinario, con tiradas superiores a los 400.000 ejemplares. Llegó a nuestro país como Esther y su mundo y trajoaires nuevos a la gris España. Una joven moderna y desenvuelta que se convirtió en un icono juvenil internacional. Fueron los responsables de la revista Lily, perteneciente a la editorial Bruguera, quienes en el 74 decidieron publicar a la Esther que todos conocemos. Estuvo presente en sus publicaciones hasta 1986.

Dado el éxito del personaje, a partir de 1981se publicó su propia revista, Esther. En 2006, Glénat recuperó el personaje en Las nuevas aventuras de Esther, con tiradas superiores a los 200.000 ejemplares.

"Esther enamora y sigue enamorando porque tiene mucha parte de realidad, ella hacía que las mujeres que la leían se sintieran identificadas y a día de hoy ocurre lo mismo. Eso no cambia", comenta Purita en una entrevista en exclusiva para este periódico. La artista sigue en activo y acaba de publicar junto al escritor Carlos Portela la segunda novela sobre el personaje que tantas alegrías dio a las niñas de los setenta y los ochenta. Tras el éxito de Esther cumple cuarenta, publicada en 2014 para celebrar las cuatro décadas desde el nacimiento del personaje, un éxito no solo entre sus fans más acérrimas sino también entre las nuevas generaciones, Espasa acaba de publicar La elección de Esther. Una segunda novela en la que la protagonista debe hacer frente a una nueva aventura amorosa, pues a los cuarenta, aún quedan muchas aventuras por vivir y disfrutar. Ella se siente joven y tiene fuerza y energía para enfrentarse a todo lo que se venga encima.

"Esther ha sido vital en mi vida, no sé ni los años que he invertido en ella, aunque no es el trabajo más importante de mi vida; lo mejor que he hecho ha sido tener y ver crecer a mi hijo" cuenta la ilustradora, que recibió la Medalla de Oro al Mérito en las Bellas Artes en el 2009, y cuatro años más tarde, en el 2013, el Gran Premio del Salón del Cómic de Barcelona.

La elección de Esther, con una banda sonora digna de los mejores tiempos de los años 80, hará que sus lectoras vuelvan a sentirse adolescentes, como cuando leían sus cómics, aunque también busca atrapar a un público más joven. "Es una historia muy natural, es como es la vida. Esther nunca se verá anticuada" asegura Purita. A lo que añade: "Y para nada es una historia para el disfrute del público femenino únicamente. Sé y me consta que ha enganchado a muchos chicos que tenían que leer sus cómics a escondidas al ser una historia para niñas. Esto afortunadamente ha cambiado".

Para Purita Campos ha sido relativamente sencillo abordar el cambio físico hacia la madurez de la princesa de los 70 y 80. "Esther es una chica centrada, alegre… Siempre me ha caído muy bien. Y Carlos Portela la ha hecho crecer fenomenal", concluye la famosa ilustradora.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios