La ventana

Luis Carlos Peris

Ahora toca cargarse la carrera oficial

HABRÁ que empezar a pensar que vivimos de milagro y que si no fuese por los distintos padrecitos que nos protegen desde todas las instancias, las altas y otras más asequibles, no sé adónde habríamos ido a parar. Demasiados riesgos los que corremos y nosotros sin darnos cuenta, inconscientes de nacimiento. Ahora resulta que la carrera oficial es de una inseguridad tal que difícilmente podrá contar en el futuro con las bendiciones de nuestro padre el Ayuntamiento. Desde luego, esta gente va a dejar Sevilla como para que no venga nadie, ayuna de atractivos para todo el que no levite con la estupidez de tranvía que nos han colocado y con ese Metro de la señorita Pepis que han creado a mayor gloria del vigente mandarinato. Dicen que la carrera oficial no resiste el menor análisis en cuanto a seguridad y eso que jamás pasó accidente alguno en el tiempo que lleva, que no es de ayer de mañana.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios