PASA LA VIDA

Juan Luis Pavón

Banderas de suciedad

COMPRENDO la estratagema de otorgar en primavera las banderas de playas idóneas para el baño, por el buen estado de las aguas de su litoral y por el equipamiento de sus instalaciones. La industria turística necesita marchamos de credibilidad para ser atractiva a ojos del posible veraneante. En lugar de analizar la salubridad hace tres meses, en una jornada con la playa vacía, sin familias soltando lastre, el chequeo a todas las playas debería realizarse un sábado como el de hoy, 7 de agosto, con el paisaje arenoso atestado de voluntariosos militantes de la cochambre, con el agua de orilla tintada por el carburante de los pesqueros que faenan a destajo por las noches para arramplar con el caladero a demanda de las raciones y medias raciones, con las esquinas oliendo a basura de contenedores sin limpiar. Convenzan ahora con banderas de agosto de que la playa está en perfecto estado de revista.

Abundan los individuos con vocación de ensuciar. Tienen dinero pero les falta educación. Si ya carecen de escrúpulos cuando deambulan en solitario, son letales cuando se sienten a gusto como miembros de la masa frita de calor. Le tienen pánico a las papeleras, vértigo al silencio, apego a la estridencia, desprecio al prójimo, ojeriza a la flora, enemistad a la fauna, burla a las normas. Para ellos, las playas son el territorio natural de sus miserias, donde tienen una misión inquebrantable: ensuciar para que otros limpien.

Siendo cualquier playa un lugar con indudable encanto, donde cada cual encuentra su momento más agradable para sentirse dueño de ella (los que madrugan, los que sestean, los que pasean al atardecer, los que trasnochan...), en agosto es obligado ponerse un elevado factor de protección para no quemarse con el deterioro de sus condiciones medioambientales. Es más romántico mirar a las estrellas que a las arenas rebozadas de porquería. Tiene más glamour ducharse que nadar entre olas de suciedad.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios