La ciudad y los días

carlos / colón

Que el PSOE se ponga las pilas

LO peor de Podemos y de sus marcas blancas es que degradan principios y valores de la izquierda, arrastrándolos al gamberreo encubierto de esa transgresión antisistema (Guillermo Zapata, Rita Maestre, Juan Antonio Pontones, Águeda Bañón) que entiende la "revolución" como chistes groseros sobre el Holocausto y las víctimas del terrorismo, la profanación de capillas gritando eslóganes desoladoramente elementales, lamentar que ya no exista el Grapo "para que le dé su merecido" a la Policía Nacional o considerándose una artista posporno una de cuyas especialidades es fotografiarse meándose en la calle. Cosa esta última muy moderna que hacían las pobres ancianas que los más viejos hemos visto orinarse en la calle abriendo las piernas bajo sus largas faldas que algún día fueron negras.

Que estos fulanos -con ayuda de algunos carrozas que ven en este "movimiento" su último tren al poder y de algún fondo de armario universitario- se estén zampando los restos de IU (de la que algunos de ellos proceden) y le estén pisando los talones a un errático PSOE dispuesto suicidamente a pactar con ellos es una tragedia para la izquierda. Como si el PP fuera acosado y superado por una extravagante marea de borjamaris y pocholos de extrema derecha que mezclaran el yugo y las flechas con Snoopy.

Lo peor de Podemos no es que sea un movimiento de extrema izquierda, que en realidad no lo es, sino una caricatura de la izquierda. Un karaoke radikal que canta desafinando eslóganes y fragmentos de textos de la izquierda histórica sampleados con los ritmos facilones de los dictadorzuelos, patriarcas otoñales o señores presidentes de los populismos latinos. ¿Imaginan a Rosa Aguilar, cuando era comunista y alcaldesa, fotografiándose en la Avenida Gran Capitán orinándose con las piernas abiertas? Pues eso.

Lo peor de Podemos, insisto, es que podría representar el ocaso en la forma de su caricatura gamberra de dos siglos de historia de la izquierda europea, desde los Owen o Saint Simon hasta el eurocomunismo y las modernas socialdemocracias. La pelota no está en el tejado del PP, sino en el de IU y el del PSOE. El auge de Podemos sólo representa para el PP la sustitución de un contrincante por otro. Para IU y el PSOE, en cambio, representa el peligro de desaparición (IU) o de descrédito por pactar con ellos (PSOE). El problema lo tienen Cayo Lara y Pedro Sánchez.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios