Desde mi córner

Luis Carlos Peris

Reyes resurge y reclama su sitio

El ex sevillista ha salido del socavón y no es descartable que vuelva a esa selección de la que él se autoexcluyó

ESTAMOS asistiendo a la resurrección de un futbolista que parecía muerto para el ejercicio de su profesión y es ello motivo de alegría. Se trata de José Antonio Reyes, el hombre que con su traspaso al Arsenal puso los cimientos para el resurgimiento del Sevilla y que después de muchos devaneos y un nomadeo plagado de frustraciones está logrando cambiar el duro. Sabido es que sólo quien lo posee puede cambiar el duro y el utrerano lo lleva en la faltriquera desde que su madre lo echó al mundo. Su recuperación es espectacular y el Atlético tiene en él la plataforma indiscutible para su relanzamiento hacia el éxito.

Cuando aquel golazo en Montjuïc para el triunfo de un Sevilla recién ascendido y que entonces sólo aspiraba a la permanencia vimos que Reyes era el talento más brillante surgido de la cantera sevillista quizá desde la irrupción de Montero. En progresión constante de la mano de Caparrós, se fue a orillas del Támesis. Junto al Big-Ben encandiló primero y defraudó después porque no está hecha la capital londinense, al parecer, para los gustos y las formas de un gitanito de Utrera. Wenger le levantó un puente de plata hacia Madrid, en el Bernabéu le dio una Liga al Realísimo, hubo de irse al Atleti y las cosas nunca terminaron de enderezarse.

Nueva emigración dolorosa con Lisboa como destino y el Benfica de percha profesional. Nada que reseñar, vuelta al Atleti, que lo acoge de mal grado en clara sintonía con una afición que no lo acepta. Pero el reencuentro con su entrenador en el Benfica ha hecho que Reyes convierta las lanzas en unas cañas de vino y rosas para erigirse en el gran ídolo colchonero. Ahora, cuando España prepara su asalto al Mundial, como quien tiene el duro puede cambiarlo y Reyes lo ha logrado con creces, no sería extraño que retornase a ese equipo ya formado y del que él se autoexilió por sus propios pasos. Y es que un talento como José Antonio Reyes no debería dilapidarse.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios